SILENCIO

a qué suena el silencio correrporquesi

Ésta es una pregunta con miles de respuestas. El caso es que ahora, estoy casi a punto de girar a la derecha por la antigua joyería de Griñón, ya cerrada por la crisis actual. Voy con una zancada amplia, con un ritmo que parece que voy a despegar, con las ganas de pasar por debajo de ese arco situado en la llegada. Ahora tengo una respuesta a esa pregunta. ¿A que suena el silencio? —Ahora me suena a soledad—.

Estoy a escasos 150 metros de la llegada viendo a mi familia en el lado izquierdo de la calle levantando los brazos. No les escucho pero sé que me están gritando y animando: lo noto por los aspavientos que hacen con los brazos y la manera que tienen de moverse.

Zancada tras zancada me acerco al final, a un final que no quiero que llegue. Estoy bien aquí. «¡Mientras corro no lloro!» —me digo a mi mismo—. Estoy cansado de llorar. En los últimos meses he llorado muchas veces y me he sentido peor que en toda mi vida y creo que llegar a la meta no va a mejorar mi vida. Si puedo elegir, elijo seguir aquí, corriendo, sudando, cansando tanto mis piernas y mi corazón que solo tengo fuerzas suficientes para hacer que funcionen, que funcionen como un robot, al que le das la información y es capaz de repetir ese movimiento durante días. Eso pasa con mi cuerpo: le doy la información necesaria para que mis piernas se muevan, para que mi corazón no deje de latir y para que esos latidos se acompasen con mi respiración. Eso va a permitir que siga así durante horas, durante días, durante meses… Porque mientas corro, no lloro.

Llorar es lo único que pudimos hacer durante los siguientes días que pasaríamos en el hospital. Llorar y preguntar, preguntar sin parar, a todo el mundo que pensábamos que podría sernos de alguna ayuda para entender lo que sucedía y terminar con nuestras dudas. Pero aquellas preguntas no tuvieron respuesta. Mejor dicho: esa pregunta no tuvo respuesta. Nadie está preparado para dar respuesta de la vida o la muerte, eso sólo se lo permite Dios y creo que ni siquiera Él tiene la respuesta contundente que necesitamos.

Días muy largos se juntaron con noches interminables que pasamos entre pasillos de lugares siniestros, de cafés de máquina y de preguntas sin respuestas. No te das cuenta de dónde estás o de qué haces allí en muchas ocasiones.

Has perdido la cabeza por un instante para, después de un zarpazo, ponerte otra vez en la realidad y ver que aún continuas en el hospital, en esa sala de espera de puertas de color madera desgastada y escalones deteriorados y deformados por el paso de multitud de personas que cada día los suben y bajan, algunos con finales felices y otros con no tanta suerte.

Mientras estaba sentado, más bien tirado en esos escalones, intentaba pensar en esto que estoy diciendo, en si nuestro final sería feliz.

Pasamos las horas entre el gimnasio, el hospital, casa, hospital, cafetería, hospital… Abrías los ojos sin saber dónde estabas y sin saber qué hacías allí. No te dabas cuenta de que te has quedado dormido pero que tus pies siguen en movimiento por instinto llevándote de camino a la que, por esos momentos, era nuestra nueva casa, el hospital. Llorar es lo único que podíamos hacer.

 

 

El silencio de los sueños…

 

 

Anuncios

10 comentarios sobre “SILENCIO

  1. Es facil opinar cuando son palabras las que se leen, pero cuando hablamos de sentimiento en esencia pura no puedes expresar lo q se siente al leer esto….son sentimientos encontrados de amor, rabia y mucho miedo….y yo en estas frases leo esa sensacion de miedo a conocer mas, miedo a no obtener la respuesta q anhelas escuchar, miedo de mirar a la muerte cara a cara…y todo el lo lo has logrado plamar en estas lineas….eso es el resultado de la complicidad y afinidad q existia y sigue existiendo entre dos personas q sin hablarse o mirarse sabian lo q sentia el uno del otro…me parece un gran trabajo el q has realizado.
    Enhorabuena Raul

  2. Un campeón aprende de otros campeones y tienes cercanos y familiares ejemplos de superación que te animan constantemente a seguir adelante de modo que aunque en el libro hay muchos momentos de añoranza, dolor y desesperación, estos son vencidos por la esperanza, la garra, la determinación, la fe y el amor.

    Mi más sincera enhorabuena, Raúl, amigo.

    Ángel-Luis Colino.

  3. Los pelos de punta al leer el fragmento. Un libro, que sin duda va a levantar todo tipo de sentimientos entre los que conozcan de cerca a la familia, e incluso entre todos aquellos que no la conozcan. Perfecto manual de auto-ayuda para todo el que se encuentre en una situación similar: de todo se sale…si uno es capaz de ver el problema que tiene.

    ¡Y el día perfecto para publicarlo!

  4. Tras leerr este pequeño fragmento del libro es dificil no ver la cara de cada uno de vosotros reflejadas en cada una de las líneas.
    En estas pocas líneas corremos con vosotros, sufrimos con vosotros e incluso lloramos con vosotros.
    Imagino que no ha sido fácil escribir este libro y dejar que todos esos sentimientos y anecdotas salgan al exterior y plasmarlo en cada una de las hojas de las que se compone.
    Animo familia y gracias por dejarnos y hacernos sentir como uno más.

  5. Difíciles momentos , dolorosos sentimientos y escribirlos han tenido que ser duros . No tengo palabras para ese momento ni tampoco para ahora cuando lo he leído . Sois una gran familia , sois un gran ejemplo para muchas personas , por lo menos para mi . Siempre estais ahí con vuestra sonrisa aunque estéis por dentro llorando ,destrozados x el dolor . Sois lo mejor que se ha cruzado en mi vida el haberos conocido y poder veros siempre .Teneis la puerta siempre abierta del gym .Un beso a toda la familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s