UNA HISTORIA REAL, contada por…

La semana pasada publiqué la historia de Mari Ángeles y a un buen amigo le pareció genial y me pidió permiso para hacer lo mismo. Este blog ha sido creado para comentar nuestras vivencias, anécdotas, ilusiones, preocupaciones etc… os animo a hacer como Boja y Mari Ángeles y me mandéis vuestra pequeña historia. Podéis mandarlo a correrporquesi@gmail.com

 

BORJA RUSO

Una historia real contada de la mano de cada protagonista. Sus vivencias, sus sensaciones, sus triunfos y derrotas, sus ganas y sus pasiones…

una historia real correrporquesi

Yo era un chico con  sobrepeso rozando la obesidad. He de decir que a los 14 años medía 1.72m y pesaba 96 kg. Entonces tenía una vida muy sedentaria, hacía deporte en educación física y un par de veces a la semana iba a una escuela de baloncesto en “El Trigal”, en las categorías inferiores del Baloncesto Fuenlabrada. El resto del tiempo lo pasaba metido en casa jugando a la videoconsola todo el día.

A eso le añadimos que siempre he sido de buen comer y aún estando malo no perdonaba una comida – en mi casa siempre han sido como la gente del norte, mucha comida para comer e incluso para cenar y también es verdad que el aburrimiento hacía picar entre horas- y que no hacía deporte porque no me motivaba y porque no tenía con quien hacerlo. Con 16 años, en verano tuve una fuerte crisis asmática. El médico me dijo que tomase “Terbasmin” y que estuviese un tiempo sin hacer sobre esfuerzos. Me dijo que era asmático y que no se me ocurriese fumar nunca o que a los 30 años no iba a poder ni dar 3 pasos sin asfixiarme.

una historia real correrporquesi

Cuando dejé el instituto, me puse a trabajar y decidí apuntarme al gimnasio y poner punto y final a mis problemas de sobrepeso y asma. Me apunté al Gimnasio Hiroshima, ya que era el gimnasio que más cerca tenía de mi casa. Allí conocí a Raúl, que me hizo una rutina de entrenamiento bastante buena y me animó a meterme a sus clases de abdominales que eran 2 veces en semana.

Yo estaba pasando por un momento muy malo en mi vida, ya que quienes parecían mis amigos me dí cuenta que no lo eran. Dejé de quedar con ellos para dedicarme única y exclusivamente a mi. Decidí apuntarme a las clases de boxeo y en 3 meses perdí unos 15 kg – bajando de 96 kg a 80 kg-

En boxeo aparte de aprender, hacer sombras, esquivas, etc. también salíamos a correr, hacíamos flexiones, abdominales, estirábamos… Entonces empecé a ver el deporte no solo como una afición, sino como una droga, una droga muy adictiva. Salía a correr, iba al gimnasio, salía con la bici,  a boxeo… He de decir que a mi siempre me ha gustado el deporte, pero por unas cosas o por otras al final si no acostumbramos al cuerpo nos hacemos vagos y preferimos las facilidades que nos da la vida como estar tirados en un sillón o ir en coche a los sitios.

Bueno vayamos al grano. Empecé a pensar que realmente se puede volar sin alas. Solo necesitas un motivo, ganas y fuerza de voluntad. Mi motivo fue mi salud y mirarme al espejo y poder sonreír. Nadie dijo que fuese fácil y que no costase. Llorar sangre en algunos momentos y pensar en tirar la toalla en alguna que otra ocasión, pero la constancia y la fuerza de voluntad hicieron que todo fuese posible, hasta el punto que yo, un chico con sobrepeso y asmático, llegase a salir a correr con un grupo de 10 amigos que salían a correr a menudo y dejarles atrás y tenerles que esperar en parque Polvoranca 10 minutos hasta que llegaran.

Eso para mi era impensable, imposible y jamás en la vida se me hubiese pasado por la cabeza antes de apuntarme al gimnasio, pues muchas veces el asma hizo que me marease corriendo en la cinta, haciendo spinning, elíptica  o cualquier otro ejercicio que para mi entonces era un sobre esfuerzo.

Hace unos 3 meses llevaba 3 años sin practicar nada de deporte. Había vuelto a una vida sedentaria, y había cogido unos kg de más. Estaba en 87 kg – el estar en paro un largo periodo de tiempo, haberlo dejado con la pareja en su día y haberme despegado de los amigos estando con mi ex pareja, creo una situación muy dura y de bajón que hizo que estuviese tanto tiempo sin hacer nada. – Cuando lo dejé con ella encontré trabajo, decidí terminar de sacarme el graduado escolar por las mañanas -me lo saqué- (ya que trabajo de 16 a 22 y solo me quedaba un año para sacármelo), y decidí volver a ese gimnasio que me hizo soñar despierto. Volar sin alas.

Gracias a un gran monitor y persona, Raúl, entré hace 3 meses con 87 kg y a día de hoy estoy en 81 kg. Ya no solo la pérdida de peso me ha hecho estar contento y a gusto conmigo mismo, sino volver a hacer muchas cosas a la vez: jugar en mi equipo los domingos, salir con la bici los fines de semana, lunes y viernes y el resto de días ir al gimnasio…

Porque hay una cosa de la que estoy seguro y es que si quieres puedes y que si algo quieres algo te cuesta. Hace 3 meses corría 3 metros y estaba echando el hígado y tenía que meterme un chute de terbasmin. Hoy en día corro todos los días 15 minutos a 12 km/h, salgo con la bici, juego al fútbol y aún me sobran fuerzas y tengo ganas de más y más cada día, es mi medicina…

una historia real correrporquesi

Anuncios

4 comentarios sobre “UNA HISTORIA REAL, contada por…

  1. Porque somos nuestros sueños y si no soñamos estamos muertos. La vida es demasiado corta, no nos deja respiro y no podemos dejar las cosas para otro día. Busca en tu interior y encuentra eso que te haga ser feliz, aunque esa felicidad dure segundos pues tenemos la obligación de ser felices!! Estoy de acuerdo con Angi, se puede volar sin alas… si se puede soñar se puede conseguir. Abrocha fuerte tus cordones, pon en tu cabeza tus objetivos y nunca te rindas hasta que tu decidas si merece o no la pena seguir, pero tienes que ser tu el que decida, no dejes que los demás cierren las puertas de tu vida.

    La suerte no es de aquel que este cerca de mi, la suerte es mía por poder ver como los que me rodean consiguen sus sueños, eso hace que también sean mis sueños.

  2. Qué bonita forma de resumir tu historia ” volar sin alas” solo decirte que tienes en tu mano seguir entrenando y la suerte de tener un monitor como Raúl “animo” Borja si quieres puedes!! Y sí..nadie dijo que fuera facil, por eso le ponemos más ganas!! Como decimos por Barcelona “força y gasssss”

    1. Muchas gracias, intenté resumirlo lo máximo posible, por lástima el miércoles me lesioné al caerme con la bici pero pronto volveré a buscar nuevos objetivos y metas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.