CRÓNICA DE UNA CARRERA – No quiero sufrir más!!

Es más difícil abandonar que continuar sufriendo !!

Dicho así parece que he cambiado el orden de las palabras pero en realidad están en un orden correcto.
Cuando una lesión, un golpe o algo tan contundente  aparece mientras estás corriendo sabes lo que tienes que hacer “detenerte” pero ¿cuando no es así? ¿cuando aparece un dolor que por el momento te deja continuar? ¿qué hago?

Comienza la rutina que precede a una carrera en el momento que apago el despertador. Me meto en la ducha con los ojos tornados. He dejado todo lo necesario para la carrera listo y ordenado en la otra habitación, encima de la cama para que cuando me acerque a ella con el pelo mojado u¡y la toalla enroscada en la cintura no me cueste ver si algo falta. Será suficiente un vistazo rápido para comprobar que está todo, normal, lo he repasado cinco veces contando esta.
Me pongo los pantalones después de secarme del todo y de ponerme crema, los calcetines y las zapatillas sin abrochar. Bajo las escaleras sigilosamente para no despertar a nadie, las 6:20 de la mañana no son horas de molestar. Desayuno; leche, tostadas, fruta y zumo.

En apenas unos minutos estoy en el coche camino de la estación para coger el metro que me llevará a la salida de la carrera de Ultrafondo Madrid-Segovia. Algo más de 100 kilómetros separan la salida de la meta. En el Metro me he acercado a un chico vestido de correrdor con el que sin dudarlo me dispongo a hablar. ¿Vas a correr la Segovia? – le pregunto – su respuesta es afirmativa, era sencillo adivinarlo, a esas horas, con ese atuendo y con un par de mochilas era sencillo acertar.

Se llama Jose y comentamos durante el trayecto sobre la carrera, sobre lo que se va a encontrar pues es su primera vez en esta carrera, me comenta que habitualmente corre y que lo más largo ha sido un maratón. Los nervios de la primera vez hace que cometas pequeños errores, en su caso no había marcado la bolsa que la organización recoge para mandarla a tres puntos de la carrera, el había decidido mandarla a Cercedilla para así cambiarse de ropa y coger abrigo y luz, gran decisión!!
Salimos de la estación del Metro y en el baño de una zona de descanso me encuentro con un gran corredor y amigo. Raulito me dice desde la puerta, es Lucas, compañero de varias carreras y en especial de esta el año anterior. Charlo con el unos minutos y pregunto por sus compañeros de carrera, este año formarían grupo de tres. A los otros dos compañeros Pepe y Santi los veo en la zona de salida, charlamos; mi “improvisado” compañero de transporte me dice que se marcha, quiere dejar la mochila en el camión y prepararse, le deseo buena suerte, me da las gracias por los pequeños consejos que anteriormente le había dado y se marcha apresurada mente, ten una buena carrera amigo, pienso en voz baja.
Pistoletazo de salida, encaro los primeros metros de la salida con nervios que rápidamente desaparecen, escucho a un corredor decirle a otro que ya falta un kilómetro menos, hemos recorrido el primer kilómetro.

Doy con Pepe, Lucas y Santi, corro junto a ellos como el año pasado, el ritmo es más rápido que el año anterior, también son menos los corredores que llevamos delante.

Anécdotas, risas, conversaciones amistosas hacen que lleguemos al primer control, allí tomamos agua, me llevo a la boca la mitad de una naranja. Mis compañeros siguen bebiendo y comiendo cuando yo decido marcharme, les comento mi decisión y les propongo vernos más tarde.

Decido marcharme porque mi ritmo con ellos estaba siendo algo más lento de lo que yo necesitaba este año, era rápido pero yo quería más. Llego a una zona complicada para mi, mejor dicho para mi cabeza, consigo pasarla a buen ritmo pero en cuestión de dos segundos aparece un dolor en la cadera derecha, un aviso supongo.

Sigo corriendo y pensando en este aviso cuando de repente noto como si me diesen un mazazo en la rodilla derecha. Me paro en seco, pues adivino lo que viene después. Diez segundos sin pensar, inmóvil, con las manos en la cadera esperando lo siguiente.

Comienzo a correr y “efectivamente” aparece el siguiente golpe, este va derecho a mi cabeza. El dolor de la rodilla es tan insoportable que destroza mi cabeza. Me detengo otra vez, miro a mi alrededor y compruebo que estoy solo, estoy como de costumbre entre el hueco de los avanzados y el resto. Levanto los brazos al cielo y pregunto en voz alta; ¿por qué?,  ¿por qué me esta sucediendo esto?, ¿cómo es posible que no pueda continuar corriendo con lo bien que voy?, ¿cómo es posible que no pueda terminar esta carrera?

Cambiando el paso y la pisada el dolor me permite continuar, me permite seguir corriendo rápido, me permite seguir adelantando corredores. Tres kilómetros más tarde pasa por mi cabeza el abandono. Es más doloroso abandonar que seguir corriendo con dolor, es más sencillo bajar el ritmo, cambiar la pisada y aumentar las horas previstas para terminar la carrera, es más sencillo sentir dolor que pensar en abandonar. El abandono formas parte del deporte pero no queremos aceptarlo y eso es un error!!
Aceptarlo es tan importante como entrenar, tan necesario como la ropa que llevamos. Cargamos con mochilas para transportar nuestras cosas pero no queremos incluir en ella el abandono. La verdad es que no es sencillo tomar la decisión de algo así.

Pero la experiencia te hace ser más listo al mismo tiempo viejo. ¿Puedo continuar? sí !! pero no quiero hacerlo, no quiero sufrir una carrera en la que necesito disfrutar !! esto no es una media, tampoco es un maratón, esto son dos maratones y medio y apenas he llegado al kilómetro 28.

Todo lo que me falta por delante, todo lo que me voy a encontrar es fantástico si mi cuerpo pudiese hacerlo en unas condiciones perfectas pero no es así. ¿Pretendo hacer sufrir a mi cuerpo más de 70 kilómetros simplemente por terminar?, pretendo machacar a mi cuerpo por no hacerlo con mi ego.
Abandonar no es fácil, somos humanos, somos deportistas y no nos gusta perder. Pero hemos de ser sensatos. Las carreras solo las pierden los que no las corren !!
Mi rival principal en esta carrera soy yo, al que tengo que ganar es a mí, porque así lo he decidido, esta carrera está marcada en mi cabeza como mía. Pues bien, otra vez me ha ganado!! Aceptarlo es muy complicado, pero así lo hago, lo acepto y decido que al llegar al segundo control voy a dejarlo, digo “dejarlo” porque ya no es abandonar. Es la inteligencia acompañada de la madurez la que me hace tomar esta decisión. Una sencilla frase aparece en mi cabeza…
YA NO QUIERO SUFRIR MÁS.

En las carreras como en la vida se han de tomar decisiones difíciles, unas veces acertamos, otras nos confundimos, no somos perfectos y no tenemos que pretender serlo. Las excusas son para los que las necesitan, para los que no son capaces de aceptar que han sido derrotados. Por las malas experiencias que nos vamos encontrado en nuestras vidas, por la mala experiencias que “YO” me he encontrado en mi vida, puedo decir con la cabeza muy alta y gritando al cielo que “sí” efectivamente he sido derrotado, no me siento mal por ello.

Gracias a esta decisión podré volver a decidir !!

Recuerda; el deporte es diversión y si dejas eso de lado o lo pierdes de vista dejaras de disfrutar del deporte.

crónica de una carrera Madrid-Segovia

Disfruta con las cosas que haces, disfruta con la compañía de otros, permite que otros disfruten de la tuya. Se valiente para decir hasta donde estás dispuesto a llegar, hasta donde estas dispuesto a sufrir.

Muchas personas dicen que no somos profesionales y se confunden, sí lo somos!!  entrenamos todo lo que podemos, madrugamos, trasnochamos, dejamos de ver a nuestros hijos, familia y amigos por correr, no cobramos y pagamos por hacerlo, somos personas, somos deportistas.

Anuncios

5 comentarios sobre “CRÓNICA DE UNA CARRERA – No quiero sufrir más!!

  1. Una vez más, me cuesta contener las lágrimas y vuelvo a tener ese nudo en mi garganta ….
    Me da igual que pienses que has sido derrotado, yo no lo creo, porque solo con intentarlo y llegar a entender que a veces es importante parar , ya has ganado ! Te quiero , para mi y para muchos eres GRANDE

    PD: T.P

  2. Gracias otra vez!! Una vez más una entrada genial. Sobre todo por la gran leccion que nos das con toda esa sinceridad con la que cuentas como suceden las cosas..”No estas echo de excusas”.. Y no utilizarlas lo demuestra. Aprendo una cosa más de esta experiencia tuya y sí. “Nadie dijo que fuera facil” pero es lo que nos hace felices!! ✨43✨

  3. ¡me encanta!, como bien pone somos humanos, no perfectos. También tenemos derecho a abandonar, a escuchar a nuestro cuerpo y saber que ya es suficiente y eso no te hace ni perdedor ni ganador. Fantástico todo lo que he leido además ayuda a entender por que abandonar no es de perdedores . Solo es perdedor quién no lo intenta por miedo a tener que abandonar, muy grande raul, nunca decepcionas.

  4. Terminara una carrera no solo pasar por la línea de meta . Terminarla en muchas ocasiones son retos nuestros que esta en nuestra mente .Solo con proponerte ir a la carrera ya esta mitad ganada la otra mitad depende de nuestro cuerpo que esta al 100×100 pero cuando menos nos lo esperamos nos pide un parón , al que tenemos que dárselo . Por que correr no es sufrir , es diversión , es gusto por lo que nos apasiona . Con dolor no podemos movernos hacia ningún lugar . La decisión para mi es la correcta Raúl . Tu ya has ganado queriéndola hacer y llegar hasta el km donde tu rodilla no permitió mas . Has ganado la sensación que el correr no se vuelva un sufrimiento y una lesión mas grande . Por que a los que nos gusta correr no nos gusta la palabra lesión y nos tenemos que cuidar cuando nos da un aviso. Para mi la decisión es la ganadora . Aun hay muchos km por correr y seguiremos corriendo sin sufrimiento . Animo Raul !!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.