ERRORES COMUNES – en el deporte

He de decir que soy el primero que comete los errores que detallaré más abajo. Admitirlos me hace ser humano y también me hace aprender de ellos para poder buscar las soluciones. 

La vida es aprendizaje, nadie se despierta un día sabiendo hablar otro idioma, tampoco nos ponemos un neopreno y somos capaces de ganar nadando a Gómez Noya, aprender es para mi punto de vista, lo más hermoso del deporte. Últimamente me acerco a ver a los peques hacer Judo, tengo ganas de que mi hijo Lucas empiece a practicarlo y quizás por eso me asomo más a menudo a verles retozar en el suelo vestidos de Judokas. Nada más verles se dibuja una sonrisa en mi cara, disfrutan, juegan, corren, aprenden sin darse cuenta de ello, son tan sencillos y puros que lo único que hacen es disfrutar.

Eso es el deporte, aprender, disfrutar, divertirse, correr porque sí. No tenemos que perder los valores que un día nos llevaron al deporte.

Errores; quiero dejar claro que cometer un error no es hacerlo mal, cometer errores es humano, subsanarlos es de humanos inteligentes. Aprendamos de ellos para no cometer los mismos errores pero sí para cometer otros muchos. Me centraré en los 3 más comunes bajo mi punto de vista.

1. Objetivos demasiado altos.

Como nos pasa siempre con todo lo que hacemos, siempre buscamos objetivos cercanos pero nos pasamos a algo mucho más duro en cuestión de días. Empezamos a entrenar, a mirar revistas, a charlar con compañeros que han competido y nos pica el gusanillo, nos apuntamos en alguna carrera corta y poco dura para empezar y nos enganchamos, es lo que tiene el deporte, la competición y las multitudes que rápido nos engancha. Hasta ahí va todo genial, pues hemos empezado y nos apuntamos a algo que está a nuestro alcance. Terminar una carrera popular de 10 kilómetros es sencillo porque la terminamos a nuestro ritmo, entre risas con los compañero y el resto de corredores. Salimos de la carrera con un nuevo objetivo en la cabeza pero ya no me conformo con unas risas, ya quiero hacer un tiempo, un buen tiempo a ser posible. Buscamos un triatlón duro, una carrera de montaña, un maratón conocido o algo que pensamos que se adapta a nosotros. En realidad no hay ninguna prueba lo suficientemente dura como para hacer que no podamos intentarlo. Nadie pone los límeites en nuetro cuerpo o nuestras cabezas pero sí has de ser sensato y saber que cada prueba o carrera necesita un tiempo para prepararlo. Planifica tu objetivo, emplea el tiempo necesario para conseguirlo, no adelantes acontecimientos.

Mi consejo: nunca apuntarse sin saber que he entrenado lo suficiente como para conseguir mi objetivo. Darle la importancia necesaria a cada prueba. Estudia los recorridos, los perfiles, la climatología. Sé cauto y planifica tu entrenamiento.

2. Dejar demasiada libertad a la cabeza.

Dejamos que sea nuestra cabeza la que decida. Esto es bueno en muchos aspectos pero muy malo en muchos otros. Va asociado al error anterior, dejamos que nuestra cabeza se fije los objetivos y tendría que ser al revés. Muchas de las caídas o de las lesiones son producidas por la cabeza. ¿Raro verdad?, pues es cierto, nuestra cabeza es la que manda y la que ordena hasta donde tienen que continuar corriendo nuestras piernas, hasta donde tenemos que subir o hasta donde tenemos que pedalear. Tenemos que conseguir darle la vuelta, por lo menos hasta que tengamos una base lo suficientemente buena como para que sea mi cuerpo el que decida hasta donde es capaz de llegar.

Mi consejo: Con un buen esta físico, creado de una planificación adecuada, conseguiré llevar a mi cuerpo mucho más lejos de lo que un día había pensado. Es mejor hacer sufrir a la cabeza y ser nuestro cuerpo el que decida cuando pararse, si es al revés, la cabeza puede hacer que mi cuerpo sufra unas consecuencias fatales.

3. El material.

Vivimos en mundo consumista. A todos nos gusta tener lo mejor, lo más caro y lo más nuevo pero os aseguro que eso no te hará ser mejor deportista. Es cierto que una bicicleta mejor, más ligera, más segura o unas zapatillas de última generación son las mejores compañeras que podemos tener pero pensar que si mi cuerpo no está bien entrenado dará lo mismo la bici o las zapatillas que llevemos.

Mi consejo: Entrenar es la clave, la tecnología es importante pero no es la primera de la lista en cuanto a necesidades. No gastes más dinero de lo necesario. Todas las zapatillas son buenas si el que las lleva las hace correr, todas las bicicletas van rápido si el que la usa la hace volar. Cambia de material cuando sientas la necesidad de hacerlo, cuando los tiempos puedan mejorar, cuando seas lo suficientemente rápido y potente.

 

Todos tenemos héroes, ídolos, fijarnos en ellos es bueno para mejora, para mejorar como deportistas pero siempre tenemos que tener en cuenta que lo que ellos hacen, lo que ellos usan, sus trucos no siempre son los apropiados para nosotros, cada persona es un mundo, cada persona siente de forma diferente y cada persona tiene sus necesidades.

 

errores en el deporte correrporquesiEl deporte no es solo competición, el deporte es mucho más que una carrera, que una prueba, que un objetivo. No perdamos de vista lo que somos y de vez en cuando levantemos la cabeza para observar que el sendero que estamos siguiendo es el adecuado. Retroceder es buenos para encontrar de nuevo nuestro camino.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “ERRORES COMUNES – en el deporte

  1. Exacto, no siempre debemos hacer caso a nuestra cabeza, a lo que en otros vemos, hay que ser realista y ver nuestros propios limites, que entrenandolos pueden ser infinitos.
    La mejor manera de saber hasta donde podemos llegar es ir entrenando paso a paso y pronto veremos grandes resultados para poder afrontar grandes sacrificios.

    1. Josef Ajram decía: no se donde está el límite pero sí se donde no está. Los límites “normalmente” lo pone nuestra cabeza, digo normalmente porque un cuerpo trabajado y entrenado aguanta mucho. La cabeza es la suele frenarnos antes de llegar a conseguir nuestros objetivos, es por eso que muchas veces tenemos que quitarle su mandato para que sea nuestro cuerpo el que dirija la “fiesta”. Si solo buscamos un resultado perdemos de vista todo lo que es el deporte, sudar, entrenar, luchar sufrir… dejemos la cabeza en casa de vez en cuando y busquemos donde está nuestro límite verdadero. Caña Borja !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.