MI ÚLTIMA CARRERA

Recordar que nunca tenéis que correr una carrera, da lo mismo la distancia y el lugar, después de un Ultra. Puede que tus ganas estén a tope pero tu cuerpo y en especial tus piernas notarán y sufrirán las consecuencias de ser tan osado.

 

El miércoles me levanté de la cama con un dolor insoportable de estomago, a media mañana apareció el de la cabeza, nauseas, fiebre y mal estar general. El viernes me metí en la cama con los mismos síntomas pero además parecía que me habían dado una paliza porque me dolía todo el cuerpo, mientras el sueño hacía su aparición me planteaba la posibilidad de llamar a Julito y a Borja para decirles que no les acompañaría en la carrera que se celebraría en el pueblo Madrileño de Moralzarzal.

Sonó el despertador y me metí en la ducha, cuando estaba saliendo de ella fue cuando recordé lo mal que me había metido en la cama, eso era una magnifica señal, me había despertado mejor y parecía que todo había pasado, fue al desayunar cuando descubrí que solo estaba a medio gas. No fui capaz de comer nada más que una tostada y un poco de leche, me obligué con el zumo pero las nauseas aparecían de nuevo.
Ya en la calle apareció Julito y fuimos charlando en busca de Borja. Camino agradable, conversaciones entretenidas, habíamos acordado que no estaríamos todo el tiempo hablando de carreras, eso nos pareció bien a los 3 ya que nos aburre esa gente que solo hablan de lo que han corrido, lo que van a correr, zapatillas, tiempos… como digo, mucho mejor así.moraltrail moralzarzal correrporquesi
Ya en la línea de salida después de haber recogido el dorsal y tomado un café, ellos Aquarius, comenzamos a trotar un poco a modo de calentamiento, nos reímos con las gracias de Julito y comprobando como un pino había empapado a Borja sus pantalones, eso era una buena señal de que lo que estaba por llegar sería entretenido y agradable.moraltrail moralzarzal correrporquesi

Ya había corrido con Julio una vez, con Borja sería la primera, creo que el pensaba que yo podría enseñarle algo que aún no había encontrado, su forma de esperar a que fuese yo el que marcara todo en la carrera así lo demostraba, el pensaba que yo sería su profe pero solo era su compañero y amigo.
Mi ritual de carrera, los abrazo, les deseo una buena carrera y les doy las gracias por estar allí conmigo. Pistoletazo y nos lanzamos por una calle asfaltada, más de 500 corredores serpenteando por la calle, pintando de colores fluorescentes este pueblo de la sierra. A pocos metros de la salida una subida nos lleva a un parque y con el a la montaña. Estas carreras siempre son así, hacen que cojamos altura y nos pongamos en la montaña para poder hacernos sufrir y conseguir una carrera dura y bella. Controlando a mis compañeros de carrera con el rabillo de ojo contemplo como es Borja el que se adelanta, Julito cierra el grupo del trío. Una subida inclinada, de unos 500 metros, quizás algo más pero nada serio, al llegar arriba nos juntamos los tres. Serpenteamos con el monte con ritmo bastante bueno, un ritmo que anteriormente habíamos pactado. Iríamos alto en las zonas llanas, bajaríamos un poco lanzados y nos reservaríamos en las subidas pero sin perder ritmo. Queríamos conseguir o mejor dicho, quería conseguir que disfrutasen de una bonita carrera, que fuesen fuertes pero marcando un ritmo adecuado para que no sufrieran y terminaran con las mejores sensaciones.
En la primera bajada importante adelantamos a muchos corredores, nos lanzamos un poco más rápidos pero controlando el terreno que era escurridizo como el hielo, había llovido mucho los días anteriores y estaba todo empapado, por suerte la montaña filtra muy bien el agua y no se había formado barro. Estaba lloviendo pero tan fino que apenas se apreciaba, una mañana agradable para correr. Nos tropezamos, nos resbalamos pero ninguno llegamos a caernos, Borja tiene su talón de Aquiles en las bajadas, algo que no tardará en mejorar, Julito es veloz y no tiene miedo por bajar, eso es lo que voy pensando mientras bajamos, es entonces cuando me salta la primera alarma, mi estomago otra vez, estoy completamente vacío, menos mal que el primer avituallamiento está a tiro de piedra y podré comer algo.moraltrail moralzarzal correrporquesi

Continuamos corriendo, una subida, una bajada, un plano, otra subida, esta carrera es un poco rompepiernas, por suerte el ritmo no esta siendo demasiado alto porque de ir más rápido lo pasaría fatal, estaba siendo tal y como habíamos planeado, no nos estamos saliendo de lo acordado y va todo perfecto. Borja en las subidas despunta, tiene unas piernas más largas que los dos retacos de sus compañeros, en cuanto mejore la técnica en las bajadas y coja confianza en sí mismo será un rival serio. Cuando miro a Julito la verdad es que me sorprendo, no le cuesta nada ir rápido, tampoco bajar y no pierde ni la sonrisa ni las bromas. El quiere hacer Peñalara el año próximo, eso es lo que se ha marcado como objetivo, aún le falta por decidir las distancia que hará, yo le animo a la de 60 kilómetros que para mi es una carrera perfecta, la de 80 y 110 kilómetros son muy largas y un poco más duras, creo que 60 es una distancia perfecta, lo suficientemente dura como para tener que estar muy preparado y hacer un buen trabajo para llegar a ella en unas condiciones optimas. Aún no se como funcionará la cabeza de Julio pasadas unas horas de carrera por la montaña pero creo que con un trabajo como el que estamos llevando llegará al día de la prueba a tope de todo.

Intercambiamos posiciones durante la carrera, dejando que sea el primero el que tenga que llevar el ritmo, mientras los otros dos se limitan a correr. Hablamos y nos damos pautas sobre los ritmos que son apropiados en cada momento de carrera y muchos de los que están a nuestro lado corriendo nos imitan, se unen a nuestros pasos, corren cuando nosotros corremos y andan cuando lo hacemos, es así com tenemos que hacerlo ya que llevar el ritmo de carrera que otro marcase por nosotros podría ser muy malo. El estomago no de deja tranquilo, me está costando correr, estoy tirando de recursos y de experiencia para no bajar el ritmo, las bajadas me están ayudando, me limito a lanzarme por ellas para ahorrar energía, me comenta Julio que Borja está a tope y le respondo que de los tres es el que más motivado está, Julio se quejaba estos días atrás de estar cansado, la noche del viernes habíamos dicho que acompañaríamos a Borja pero que estábamos justitos de fuerza y de ganas.
Pero la cuestión es que estábamos allí y todo estaba saliendo perfecto, corríamos porque nos gusta correr por eso las excusas son para los que las necesitan, nosotros solo corríamos, charlábamos y disfrutábamos. En una subida, creo que sería la penúltima les grité para que pudiesen contemplar un escenario impresionante, menudas vistas bonitas tiene la sierra de Madrid, habíamos pasado el segundo avituallamiento y nos lanzamos cuesta abajo, íbamos tan entretenidos que nos despistamos, fue Borja el que se percató y nos corrigió el rumbo, rápidos y renovados después de haber comido naranja y haber bebido agua.

Estábamos llegando a la última subida, me detengo en un árbol a soltar 5 gotas,  ellos se adelantan unos metros, mantengo el ritmo que ellos marcan pero detrás de ellos, pienso en lo difícil que es coger a alguien, en la la cima de la última subida nos encontramos, nos disponemos a realizar la última bajada, un voluntario nos había marcado un kilómetro de bajada y con ello la meta. Nos faltan unos minutos para que lleguen las dos horas de carrera, estamos dentro del tiempo marcado, estamos mejor de lo que pensábamos, estábamos felices de haber llegado hasta allí en unas condiciones tan buenas.

Bajo marcando el ritmo, rápido pero controlado,  no habíamos tenido ningún resbalón serio y tenerlo ahora sería una imprudencia, escucho al speaker por el megáfono, le entiendo con claridad, eso marca que estaremos a unos 600 metros, zonas rápidas y empapadas de agua hacen que Julio resbale como un loco sin conocimiento pero sin llegar a caer, una puerta metálica nos da la bienvenida al pueblo. Nunca subo el ritmo en la llegada, si no he sido capaz de hacerlo antes no tiene sentido hacerlo en la llegada. Últimos metros, tres amigos corriendo, disfrutando, sonriendo, llegamos al arco de meta, nos damos la mano y levantamos los brazos como campeones que somos, sus pensamientos en ese momento los desconozco, el mio es siempre el mismo, para ti, para que te sientas orgulloso, para que allá donde estés puedas chulear de hermano como siempre lo hacías, gracias por cuidar de mi.
Después de comer y de beber en la llegada,nos cambiamos y nos metemos en el coche. De camino les pregunto a Borja la diferencia que ha notado con respecto a la última carrera y después de llevar algo más de un mes entrenando juntos y cambiando opiniones, su respuesta: me he olvidado de las piernas, de los dolores que anteriormente aparecían, me he dedicado a correr y a disfrutar, la verdad que la carrera ha sido corta con respecto a las anteriores de 17 kilómetros. Se que han disfrutado y ellos han conseguido que yo sienta lo mismo, ha sido una bonita carrera que quedará para siempre en nuestros buenos recuerdos.moraltrail moralzarzal correrporquesi
Creo que solo falta decir que nuestro objetivo para esta carrera era el de disfrutar y divertirse, OBJETIVO CUMPLIDO !!

Ya en casa, después de ducharme, estaba pensando en el título de esta entrada, mi última carrera. Los que me conocen saben que esto no es cierto, lo que me conocen mucho saben que las carreras no me gustan pero yo nunca hago una carrera por la carrera en sí, lo hago por la compañía, por las risas, por las anécdotas, por los buenos momentos vividos. Este año aparco las zapatillas a falta de 2 carreras por disputar, una el día 14 con muchos amigos del gym incluido el mejor, mi padre y otra el día 20 con mi príncipe, correremos 5 kilómetros y estoy seguro que será maravilloso.moraltrail moralzarzal correrporquesiPrepárate Mery que el año que viene el equipo rosa seguirá dando que hablar y tiñendo de color las montañas de España.

Anuncios

3 comentarios sobre “MI ÚLTIMA CARRERA

  1. Me alegro de que disfrutaras y de que disfrutaran Borja y Julio a tu lado, como dice Mery hay un antes y un despues de correr contigo, preparate porque te han salido otros dos compañeros de carrera.
    Me alegro que descanses, son muchos kilometros los que llevas en las piernas y ya es hora de darles un descanso.
    Espero que la carrera que vas a hacer con tu hijo disfrutes, cosa que no ponga en duda, y cuando le veas reirse debido a la velocidad, te sirva del mejor de los combustibles.

  2. Decirte que casi puedo verte corriendo cuando describes la cronica!! Te conozco!! Se como actuas como pisas como en todo momento estas pendientede de los que estamos contigo Y me alegro mucho de ver las sensaciones que habeis tenido ya que hay un antes y un despues al correr a tu lado. Estoy de acuerdo que ya esta bien por este año!! Y esas dos que te quedansin dudal las mejores juntoa tu padre (el autentico) el mejor!! y tu principe por favor..lo mas maravilloso del mundo💙. Respecto a Mery!! Ni lo dudes que voy a seguir poniendote la cabeza como un piano por toda España!!! Viva el Rosa😜
    Besos desde Barcelona.😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.