CRÓNICA DE UNA CARRERA

San Silvestre Humanes de Madrid, 26 de diciembre de 2014.

Había planeado correr al lado de Tomas una semana anterior pero por diversos motivos no pudimos llevarlo a la practica. Quería correr con el porque Tomas es una persona de los que aparecen en tu vida y se quedan para siempre. Tanto el como su mujer y su hija aparecieron un día en el gimnasio, querían apuntar a su niña para Hacer Kick Boxing y en nuestra conversación apareció la palabra mágica “correr” y como no, nuestras conversaciones se hicieron infinitas. Tomas había empezado a correr apenas unos meses atrás, ahora llevará algo más de un año. Por aquel entonces el fumaba en exceso, alguna copilla de más y una vida demasiado sedentaria. Se acercó a comprarse unas zapatillas y empezó a correr por un parque cercano a su casa. El no lo sabía pero le había picado el gusano del Running, si ese gusano te pica date por perdido ya que tu vida cambiará, tanto que hasta tu forma de vestir lo hará.

La cuestión es que había conseguido un estupendo nivel. En unos meses hará un año de su primera carrera, le había convencido para apuntarse a correr al lado de Jose. Se les dio muy bien y a Tomas le afloraron aún más las ganas por la competición y con ello llegaron los problemas.

Seguía entrenando, corría en la calle y complementaba los entrenamientos con ejercicios en la sala de musculación y series en la cinta. Decía que llegaron los problemas porque el “ego” llegó a la misma velocidad. Queremos ganar, queremos ser mejores, no los mejores pero sí mejor de lo que somos, ponemos los listones a un nivel que es casi inalcanzable, somos tan “chulitos” que creemos que dedicándole una hora al día llegaremos a ser igual que esas personas que dedican casi todo el día y además es su trabajo, GANAR ESTÁ AL ALCANCE DE MUY POCOS, DISFRUTAR… AL DE TODOS.

Con esto no quiero decir que esté mal esta forma de pensar y que intentemos ser mejores y más rápidos en realidad yo soy el primero en querer mejorar pero conozco mis límites y, los de mi cuerpo y los de mi cabeza, ya he pagado anteriormente las consecuencias del “ego”

La cuestión es que después de charlas , conversaciones y entrenamientos fui yo el que le puso el tiempo a batir en esta carrera, en una similar unos meses antes y corriendo en solitario el pensaba bajar de los 32 minutos pero no pudo ser y la decepción apareció en su cabeza. Pero esta vez sería diferente, correríamos en compañía, sería mi tío Anselmo, Miguel amigo de mi tío, Tomas y yo. Unos días antes planeé una salida mi tío el y yo para que Tomás pudiese conocer el ritmo de mi tío y saber lo que podría dar de sí.crónica de una carrera, correrporquesi, humanes de madrid

 

Llegó la hora, eran las 18:40 cuando comenzamos a cambiarnos de ropa y a colocar el dorsal en el pecho. A falta de unos minutos de las 19:00, hora de la salida, estábamos trotando para calentar, era una tarde fría y no quería que nadie saliese sin calentar. Julito nos acompañó, el correría sin dorsal y un poco a su bola. Hora de la salida, nos colocamos en la línea de salida, justo los primeros. Pistoletazo y salimos cuesta arriba para encarar las 2 vueltas y media que tendríamos que dar en la carretera principal para sumarle medio kilómetro más y llegar a la línea de meta. Muchos corredores rápidos nos adelantan pero no importa ya que ellos corren en la categoría de veteranos y serán un par de ellos los que van delante nuestro. Me despreocupo del ritmo de mi tío para centrarme en Tomas, no quería que se descolgase de nosotros, si soy capaz de motivarle lo suficiente el conseguiría disfrutar y entrar por debajo de los 32 minutos.

Cuando llevábamos la mitad de la carrera comprobé que Tomas conseguiría su objetivo o quizás era mi objetivo para el, tenía muchas ganas de que consiguiera bajar el tiempo pero no quería que solo lo bajase, también quería que disfrutase. En una carrera se sufre pero también se disfruta y si no eres capaz de sentirlo no será una carrera perfecta. Esta carrera lo está siendo, está siendo perfecta, puede ver en su cara el sufrimiento por el ritmo al que mi tío le está llevando pero también veo en su cara la alegría por estar ahí y ser capaz de seguirlo.

Anselmo estaba rodando a un ritmo constante como es habitual en el, manteniendo el ritmo de principio a fin, dejando algo de energía para los últimos metros. El estaba haciendo los deberes y controlaba al que estaba siendo su único rival en la carrera. Yo mientras seguía preocupándome por Tomas, el ritmo para mi era muy cómodo además es una carera muy corta para mi forma de correr. Tomás continuaba pegado a mi tío, estábamos casi en el final de la carrera, Tomas se separó unos metros ya que mi tío quería dar alcance a su rival y había incrementado un poco el ritmo. Yo continuaba animando a Tomas, ahora más que nunca necesitaba de estos ánimos para poder llegar a la meta sin perder la sonrisa, no sabía cual era el tiempo pero intuía que llegaríamos antes de lo establecido. crónica de una carrera, correrporquesi, humanes de madrid

Giramos a la derecha y encaramos la subida que daría paso a la línea de meta, miro para atrás y no veo a Tomas, se había descolgado un poco pero sabía que sería capaz de apretar los dientes en la u´tima subida y entrar a tope, a mitad de la subida le veo con el rabillo del ojo, le veo con ganas, su cara demuestra que quiere y que lo va a conseguir. Le doy la mano a mi tío, levantamos los brazos y le brindo la carrera al de siempre, me acuerdo una vez más como lo he estado haciendo durante la carrera de el, estará allá mirándonos, animándonos, sonriendo con nosotros, dando la enhorabuena a nuestro tío por haber conseguido un estupendo 4º puesto, gritando a Tomas para que apriete los últimos metros y con ello consiga entrar con un tiempo de 30´53″. El siempre está, le llevo conmigo cada vez que me abrocho las zapatillas, le siento cada momento.

¿Qué hemos conseguido?

Para muchos habrá sido una carrera más pero no para nosotros.

Para Tomás ha sido el broche final de un año estupendo, ha dejado casi de fumar, está y se siente mucho más sano. Verle disfrutar y reír junto a su mujer hizo que yo me llenase de alegría, verle conseguir su objetivo ha sido estupendo para mi, en parte me siento un poco responsable de ello ya que hemos luchado día ras día para conseguirlo. Me siento muy orgulloso de ti, no por haber mejorado el tiempo sino por haber disfrutado como te mereces.crónica de una carrera, correrporquesi, humanes de madrid

Para mi tío Anselmo creo que tampoco ha sido una carrera más, haber corrido al lado de su sobrino ha sido algo bueno, hemos entrenado juntos en varias ocasiones y hemos cerrado este año corriendo juntos. Estoy convencido y esto lo digo en crítica cariñosa hacia mis primos que el hubiese preferido correr junto a ellos, para otro año ya sabéis, aplicaros.crónica de una carrera, correrporquesi, humanes de madrid

Para mi tampoco ha sido una carrera más, cada carrera es especial, cada momento es único y cada persona me aporta algo nuevo. Finaliza un año deportivo que ha sido muy bueno. He conseguido premios, he conocido a gente maravillosa, he disfrutado de la buena compañía de todos los que habéis compartido una zancada a mi lado. He aprendido de mis errores y he podido corregirlos para que otros no tengan que sufrirlos.crónica de una carera, correrporquesi

Para un año que ha sido mejor deportivo que emocional, para un año en el que he crecido como persona, como deportista, como compañero, como amigo. Para un año que ya no se repetirá nunca porque la vida me ha enseñado que cada instante es único, que no merece la pena vivir si no te sientes vivo.

GRACIAS A ESTE PEQUEÑAJO ENCUENTRO MI RECOMPENSA !!

 

Anuncios

3 comentarios sobre “CRÓNICA DE UNA CARRERA

  1. Muchas gracias,Raul por esta crónica, y sobre todo muchísimas gracias por el apoyo y el animo que me has brindado en esta carrera y desde que te conozco..
    Sabes que sin ti no hubiera conseguido este reto, y con él , la satisfacción de correr y disfrutar.
    Doy gracias porque te hayas cruzado en mi vida., porque personas como tu no se encuentran todos los días. Preocupándote siempre de los demás.Anteponiendo la satisfacción de los demás a la tuya propia.

    Un abrazo

    Tomás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.