DEL ASFALTO A LA MONTAÑA

Existen muchas diferencias entre estas dos superficies. Cuando cambiamos de superficie notamos como nuestra forma de correr se ve modificada. Entrenar para correr sobre una u otra superficie es completamente diferente ya que correr no es solo es correr. Os resumo las principales desde mi punto de vista.

asfalto-montaña-correrporquesi

  1. Ritmo
  2. Tipo de superficie
  3. Tiempo en carrera
  4. Desnivel

 

1. El Ritmo sin duda es algo que notaremos nada más adentrarnos en el polvo y las rocas de los caminos. Acostumbrados a una pisada constante, a un ritmo complementa equilibrado, si apenas variaciones a menos que seamos nosotros o el cansancio los que las provoquemos. El ritmo dependerá mucho de la superficie que pisemos, de la altitud por la que corramos y de las subidas y bajadas que tengamos por delante. Cuando pisamos la montaña tenemos que tener claro que el ritmo será variado en cada tramo del recorrido y que en muchas ocasiones apenas podremos correr.

asfalto-montaña-correrporquesi

 

2. El tipo de superficie es muy diferente. Cuando corremos sobre el asfalto sabes que es únicamente eso, asfalto lo que tendremos delante de nosotros. En la montaña o sus proximidades encontraremos todo tipo de irregularidades. Piedras, vegetación, ríos entre muchas otras cosas. Todo ello hará que, como decía antes el ritmo se verá afectado.

asfalto-montaña-correrporquesi

 

3. El tiempo en carrera puede variar. La gente que está acostumbrada a correr en asfalto se suele guiar más por los kilómetros que por el tiempo. Suelen correr una distancia concreta y buscar hacerlo más o menos potente rebajando el tiempo empleado en ello. En la montaña el tiempo suele dejar de importar ya que depende del camino elegido cada día, tardaremos más o menos en hacer una distancia concreta.

Si el terreno lo permite, podremos hacer 10 kilómetros en algo menos de una hora pero el el terreno se pone pino podremos tardar el doble. Saber que tardaremos mucho más tiempo en hacer una cantidad concreta de kilómetros es necesario o nuestra cabeza sufrirá los efectos negativos de tener que estar mucho más tiempo corriendo.

asfalto-montaña-correrporquesi.

4. Para mi, la diferencia más evidente entre el asfalto y la montaña es el Desnivel. Cuando el desnivel hace su aparición, el ritmo baja, el tiempo se dilata y las piernas sufren mucho más. Ya sea desnivel positivo o negativo nuestro cuerpo sufrirá las consecuencias. Cuesta mucho subir porque hay que bajar el ritmo incluso hasta tener que andar despacio para poder llegar a algunas zonas de la montaña. El desnivel negativo hará que muchos músculos que no solemos tener trabajados y pagaremos las consecuencias.

asfalto-montaña-correrporquesi..

 

 

 

Cuando damos el salto a la montaña tenemos que pensar en trabajar el tren inferior en mayor cantidad de horas a la semana de lo que hacemos cuando corremos en asfalto, un tren inferior potente nos ayudará a sufrir menos en carrera y por supuesto a evitar lesiones. La propiocepción tiene que estar presente en nuestros entrenamientos. Usando la suplementación con cabeza y no abusando de ella nunca para recuperar, tonificar y mejorar músculos, articulaciones.

asfalto-montaña-correrporquesi

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.