CUANDO LA TIERRA SE JUNTA CON EL CIELO

El silencio es lo único que escuchábamos durante las primeras horas de la mañana. Nos encontrábamos solos en la terraza del albergue mientras mirábamos en la lejanía el pico Veleta.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Tan cercano y a la vez tan lejano. Estábamos allí, inmóviles junto a la barandilla, pensando, impacientes por que llegase la hora de vestirnos de corredores y lanzarnos en busca de nuestro destino.

Antes de ir a desayunar me giro, mirando su cima, le digo en voz alta: Veleta, levanta tu falda que vamos y con tu permiso te veremos las bragas.

9:00 de la mañana, comenzamos a subir. Apenas llevamos 1 kilómetro y el pecho parece que nos va a explotar. No estamos acostumbrados a correr en esta altura y los primeros minutos sentimos como el aire nos llega a escasas ráfagas. Seguimos montaña arriba cuando unas cabras interrumpen nuestras zancadas para enseñarnos como se corre de verdad. Nos hacen sentir torpes y absurdos intentando imitar sus movimientos corriendo entre las piedras del camino.

3veleta, sierranevada, correrporquesi

Nos detenemos sobre las pocas rocas que se aparecían sobre un manto de nieve que ya inundaba todo el paisaje. Sacamos de las mochilas los crampones y en apenas dos minutos partimos, ya con ellos colocados sobre nuestras Mizuno. La seguridad que los crampones nos están aportando hacen que volemos sobre sus laderas.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Con un ritmo muy alto, juntos, escuchamos con suenan nuestras pisadas sobre la nieve y como cambia este sonido cuando pisamos hielo. Nos detenemos un instante para contemplar el majestuoso especulo que estamos viendo.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Somos dos muñecos vestidos de color llamativo sobre un mundo completamente blanco. Si alguien sobra allí, somos nosotros.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Afrontamos la última subida fuerte que da acceso a la cima. Justo antes explicándole a Mery como actuar en caso de caída sobre una ladera de nieve y hielo he sentido la fuerza de la naturaleza, apenas me he tumbado sobre el hielo y sus millones de cristales han cortado mi carne como si de mantequilla se tratase. La montaña es demasiado dura como para pensar que podemos hacer lo que nos plazca en ella.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Ya en la cima, pensamos que hemos tenido suerte pues la montaña hoy nos ha permitido llegar a su cima. Un hombre se acerca hasta nosotros, es el único junto a nosotros. Nos retrata con tu cámara pues nuestras baterías con el frío habían dejado de funcionar. Nos comenta que había tardado algo mas de una horas que nosotros en coronar y eso que el había accedido por las pistas usando esquís de travesía.

veleta, sierranevada, correrporquesi

En unos minutos más estamos descendiendo, en busca del remonte de esquí que lleva a lo más alto de la montaña para resguardarnos por un segundo del frío y poder entrar en calor pues en apenas 3 minutos nos hemos congelado completamente.

Dos trabajadores de Sierra Nevada nos miran, se acercan a nosotros mirando fijamente nuestros pies, mientras tanto comentan que les habíamos llamado la atención viéndonos subir por la nieve vestidos de corto. La voz de uno de ellos me suena mucho pero no consigo adivinar quien es. Su cara tapada con una barba muy poblada, unas gafas y un casco negro tapan todo su rostro.

Sacamos un par de barritas de Nutrytec para darles  a probar ya que nosotros ya no nos las comeríamos. Nos comenta que conoce la marca, es Rafa Lomana. Charlamos con el de patrocinadores, de proyectos y de deporte. Nos despedimos de el y de su compañero y emprendemos el descenso.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Rápidos y seguros descendemos por la montaña, la nieve en muchas ocasiones nos hace  tropezar al hundir nuestras piernas casi hasta la rodilla. Cuando llegamos a la zona donde la nieve empieza a desaparecer decidimos parar y quitarnos los crampones. Tenemos que tener cuidado le digo a Mery porque la nieve está desapareciendo pero aún hay muchas zonas de hielo que resbala como un demonio.

veleta, sierranevada, correrporquesi

En apenas 50 pasos más ya he tocado con el culo en el suelo en varias ocasiones. Más tarde es mi espalda la que impacta contra el suelo, Mery se asusta porque he dejado un rastro de color anaranjado sobre la nieve. Por suerte no es mío, es la mandarina que se ha destrozado dentro de la mochila.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Me he adelantado un poco y me detengo para decirle a un hombre que tenga cuidado al subir que el suelo está complicado y resbala mucho, cuando es Mery la que siente el frío del hielo sobre sus piernas. Termino   la conversación es ingles con este hombre y continuamos nuestro camino.

veleta, sierranevada, correrporquesi

De nuevo el silencio invade nuestro momento, solo interrumpido por los montañeros que nos cruzamos y nos dan ánimos, les resulta extraño ver a una pareja corriendo en pantalones cortos descendiendo donde ellos pretende subir cargados con mochilas y abrigados por completo.

Comentamos que es una pena que esto se esté terminado, ha sido increíble, llegar hasta allí arriba, con buen ritmo, sin problemas, sin percances, la montaña nos había permitido hacer lo que meses antes habíamos soñado.

veleta, sierranevada, correrporquesi

Sentados en la plaza de Pradollano levantamos la vista para ver de donde venimos, para despedirnos de Veleta, para sentirnos privilegiados por poder hacer lo que otros solamente pueden soñar.

 

A ras de la tierra
de un último verso,
me creaste sin saberlo. (O. Pérez)

 

Anuncios

2 comentarios sobre “CUANDO LA TIERRA SE JUNTA CON EL CIELO

  1. Enhorabuena chicos, seguro que ha sido una subida dura y larga, pero la recompensa de estar allí arriba no tiene precio. Como dices en la crónica con la “montaña no se juega”, pero respentándola a ella y haciéndole saber que no quieres coronar su cima para desmostrar que eres más que ella sino que la coronas por simple humildad, recibireis ese trato que os dado.
    Orgulloso de conocer al EQUIPOROSA, y de haber compartido con ellos terreno.
    Seguir con esa humildad que os caracteriza y recibireis el mejor de los tratos por la montaña.

  2. Compi Poco más puedo decir, sólo darte las gracias por llevarme a esa cima increíble!! Fue espectacular lo que vivimos allí las nuevas sensaciones y todo lo que descubrí, como dices somos privilegiados sin duda. Nuestro primer reto de 4×3 un éxito en todos los sentidos! Aún hoy en una nube recordando como corríamos y esa sensación al terminar de quiero seguir corriendo! Me quedo con eso!! Besos desde Barcelona😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.