¿ ERES CONSCIENTE DE TU SUERTE ?

 

Muchas veces no somos cocientes de la suerte que tenemos.

 

Cuando estamos en casa preparando nuestra ropa para salir a correr, ya sea en una carrera o entrenamiento, nuestra mayor preocupación es pensar el tiempo que hace fuera para elegir la ropa.

Pensamos sobre el ritmo que queremos llevar, sobre el recorrido, quizás sobre el dolor que tengo en un gemelo o sobre millones de cosas que nos hagan disfrutar de nuestra carrera.

¿ Y si estuviésemos enfermos y nuestra enfermedad nos lo pusiera difícil de verdad ?

Mi amiga Begoña está enferma.

Su enfermedad es Neuromielitis óptica (NMO). Es una enfermedad que consiste en la inflamación secuencial y recurrente del nervio óptico y la médula espinal.

Vivir con esta enfermedad es muy complicado y extremadamente doloroso.

El domingo pasamos una estupenda mañana corriendo en la casa de campo de Madrid. Tomas, Borja (pareja de Bego), Juan, Julito,  Gustavo y Yo acompañamos a Bego en los 10 kilómetros del trofeo Akiles.

Al terminar le pedí a Bego que escribiese las sensaciones que había tenido durante la carrera. Le hizo mucha ilusión escribir para que todos podáis ver y sentir lo difícil que es correr con su enfermedad o con cualquier otra.

Mientras leía el escrito que me mandó pensaba que no lo iba a publicar.

Ella es tan humilde y sencilla que no piensa en la proeza que tiene vivir como vive ella.

Esta mañana le he pedido permiso a Borja para cambiar el escrito, para que podáis verla como la veo yo, como todos vemos a Bego:

Tengo que retroceder apenas pocos meses para ver a Bego como empezaba a trotar sobre la cinta del gimnasio. Mi padre fue quien le apretó para que corriese un poco más. Quizás sea por la fantástica conversación que él proporciona que te anima para conseguir cualquier cosa. Eso es lo que le pasó a Bego. En apenas unas semanas llegó a sus primeros 6 kilómetros.

Un día detrás de otro, un entreno constante, guiado y no demasiado duro conseguiría que ella pensara en hacer una carrera. Algún día tal vez.

Como todo en esta vida pasa por algo, el destino haría que Bego, esa niña dulce y tierna que siempre tiene una sonrisa fuese la encargada de llevar en la primera carrera de montaña de su chico Borja. Si darse cuenta o más bien, sin pensar en lo que estaba haciendo, entraron en meta de la mano y con casi 25 kilómetros.

No os podéis hacer una idea de como llegó pero no penséis que perdió la sonrisa en ningún momento.

Los días posteriores a un esfuerzo grande son demasiado costosos. Apenas puede andar con normalidad, está agotada.

Otra de los síntomas que esta enfermedad le provoca es que apenas siente los dedos de los pies, toma una medicación muy fuerte para poder contrarrestar los dolores en la médula. Esto supone que está siempre muy baja de defensas, se constipa con mucha facilidad.

En octubre corrió los 10 kilómetros de Bilbao.

Este domingo tocaba Akiles. 10 kilómetros en la casa de campo. Quisimos acompañarla. 

Después de un café nos pusimos debajo del arco de salida, realizamos el ritual de “correrporquesi” que es abrazarnos todos antes de empezar y esperamos el comienzo.

correrporquesi

Borja es su fan número 1, no pasan ni 300 metros antes de que suelte otro comentario positivo hacia ella. Una conversación perfecta es lo que recibió de todos sus compañeros.

Es lo que tiene este grupo, que en todo momento te sientes respaldado, seguro, entretenido, animado y muy querido.

El estado de Bego en los últimos kilómetros era complicadillo. Con grandes síntomas de cansancio y de desgaste. Todos veíamos que le estaba costando mantener el tipo. 10 kilómetros pueden parecer pocos a muchos pero a otros les puede parecer un Ultramaratón.

Con el apoyo de todos, Bego aumentó el ritmo en el último kilómetro. Nos llevaba casi volando. Ella no es consciente de la enorme admiración que todos sentíamos. 

correrporquesi

Llegamos a los últimos metros de la carrera. Le digo a Borja que le de la mano y se pongan delante, que disfruten este momento en pareja. Nosotros custodiábamos su amor.

Vestidos de color rosa entramos por línea de meta, todos cogidos de la mano, como un equipo, como un grupo, como una Familia.

Nuestra carrera ha terminado pero para bego aún continúa otra. Mucho más dura, mucho más costosa que hacer 10 kilómetros.

Apenas podía hablar, le temblaban las manos, dolorida de abductores, sentada en el frió suelo de la casa de campo. Lo que no le dolía era el corazón. 

correrporquesi

Pletórica me comentaba la próxima carrera que quería hacer. Con mi mano en su hombro le dije que la próxima sería comerse la uvas de año nuevo, luego ya veríamos.

Tardará 3 o 4 días en recuperarse del esfuerzo para posterior comenzar ora vez a entrenar. Despacito, sin prisa pero sin pausa.

Esta historia no es para sentir lástima de Bego y de las personas que por distintas enfermedades no pueden o les cuesta mucho hacer deporte. TODO LO CONTRARIO. Esta historia es para que aprendamos algo, para que nos sintamos privilegiados.

Privilegiados de poder decidir lo que hacer, lo que correr o donde correr.

 Dentro de pocos meses hará 3 años de su primer ingreso en el hospital. Le azotó tan fuerte la enfermedad que estuvo en silla de ruedas. No siempre querer es poder. Ella es un gran ejemplo de que luchando tenemos más posibilidades de conseguirlo.

Bego entró por debajo del arco de meta acompañado de su pareja, custodiada por sus amigos, con un tiempo de 56 minutos en una carrera dura para ser asfalto ya que cuenta con varias cuestas que dificultan el avance.

La próxima vez que entres por debajo de la línea de meta de cualquier carrera recuerda esta pequeña historia. Piensa que correr no es solo correr.

No solo ganan los que entran primeros !!

 

Anuncios

2 comentarios sobre “¿ ERES CONSCIENTE DE TU SUERTE ?

  1. MENUDA PAREJA!!!
    No dejáis de asombrarme/nos.
    Enhorabuena Bego, aunque no pueda compartir los momentos de carrera, es todo un placer poder compartir alguna que otra conversación con vosotros.

    Hay una frase que me encanta y que utilizo siempre que puedo:
    “Sonríele a la vida de manera que la contagies”
    Pues Bego es una de esas personas que consiguen contagiarnos a tod@s con su sonrisa 😉
    Mil besos y sigue sonriéndole así a la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s