CUIDADO CON LOS LOBOS

Entrenadores cualificados hay muchos. Desgraciadamente también hay muchos muy malos.

 

Esto no es algo nuevo, lleva pasando muchos años y no solo en este mundillo del Running, pasa en todos los sectores, el intrusismo siempre está presente.

Cuando aparecen multitudes y posibilidad de negocio, aparecen lobos. 

Por regla general en cualquier trabajo, cuando terminas tus estudios o cursos, sueles entrar por la puerta de atrás. Empiezas en un trabajo y continúas aprendiendo, de hecho, nunca dejas de aprender. Si la formación ha sido de varios años, el trato con el cliente, el servicio ofrecido, etcétera, será el adecuado, continuando con esa línea de aprender y desarrollar.

Como decía, en muchos trabajos se entra despacio y sin hacer mucho ruido pero en el caso del deporte y en especial, en el de “entrenadores personales” se entra directamente por la PUERTA GRANDE.

El mundo Running está de moda y eso hace que los lobos aparezcan por todos los lados. No hace falta que diga quiénes son esos lobos ya que una persona profesional NUNCA se podría dar por aludido independientemente de sus estudios y años de formación. No tienes que ser un veterano para saber de lo que hablas, es cierto que la experiencia es un grado pero hay gente muy preparada con poca experiencia.

Los lobos suelen ser oportunistas. En busca de gente que necesita ayuda. Esas personas que necesitan a un profesional y se encuentran con estas personas, que les mira a la cara y únicamente con ver el color de sus ojos, son capaces de saber lo que necesitan.

Por regla general suelen ser corredores, de un nivel normal, quizás un pelín superior a sus cercanos. Son esos que NUNCA han consumido ningún tipo de suplementos ya que a ellos no les hacía falta e incluso lo han criticado. Pero ahora sí lo mandan, posicionandolo como algo imprescindible. Mandan suplementos cuando no saben ni siquiera, el sabor de lo que recomiendan pero lo que si saben es sumar. Si te venden un suplemento saben que suma más euros de los que ya te van a cobrar por decirte lo que ellos suelen hacer.

Por regla general, si ellos hacen series, mandarán series, si hacen entrenamientos largos, eso es lo que mandaran y si hacen locuras, te volverán loco.

Se atreven a decir lo que tenemos que comer. Si quieres perder peso, comerás lechuga, si por el contrario, lo que quieres es ganar peso, comerás arroz y pollo.

Vitaminas para todos. Que más da, total, no hace daño a nadie. Te mandarán cosas que seguramente no te hagan falta. Un lobo, además de ser oportunista también es un mal ejemplo, suelen recomendar lo que llevan toda la vida sin hacer, suelen aconsejar lo que nunca ha hecho, suelen cobrar por lo que nunca han pagado.

Hay lobos que tienen un poco más de poder adquisitivo, quizás algún ahorrillo. Adquieren algún local para darle más caché a sus palabras vacías. Una bici estática del decathlón, unas gomas de colores, una espaldera, unas mancuernas de 3 kilos y ya está lista la sala de entrenamiento personal y completa, justo lo que tú necesitas.

Calientas con 15 minutos, haces 3 series de abdominales, unas sentadillas, usas las gomas intercalando con las mancuernas… una sala completa te dirán. Pero la cosa no queda ahí, para mejorar tu técnica de carrera y tu forma de correr, el lobo acompañará cada salida, de esa manera sabrás como se forja un campeón.

La suerte que tienen este tipo de caraduras es, que sus consejos suelen funcionar. Si alguien que quiere perder peso, alguien que su actividad deportiva semanal sea escasa, que suela comer mal y demasiado, cae en sus manos, con poquito que les digan y cambien sus hábitos, notarán que funciona, ¿de qué otra manera podría ser?

Adornos para enmascara su ineptitud. Para poder dar credibilidad, suelen hacer las cosas muy bonitas y limpias. Usan colores llamativos, formulas que no entienden ni ellos, usan nombres pegadizos para sus “chiringuitos”, carpetas de colores para guardar los trabajos.

No es muy complicado para ellos hacer un plning de entrenamiento o alimentación saludable, en un par de días tendrán tu trabajo preparado, un par de días es el tiempo que tardarán en entrar en Internet y sacar la información necesaria.

En fin, como listos y espabilados hay por todos los sitios, el mundillo Running no iba a ser menos. Por suerte, su trabajo es tan efímero como sus conocimientos y al poco tiempo comprobarán que la cortina de humo que han estado empleando para su negocio empieza a desvanecerse, les aparecerá algún otro trabajo, algo más serio y lo dejarán, no sin antes dejar claro que lo dejan porque les llevaba demasiado tiempo y porque tenían tantos clientes que no podían abarcarlo. Dirán que los clientes eran muy pesados, nos le dejaban tranquilos en ningún momento y no tenían vida privada, por eso han decidido dejarlo.

 

Si necesitas ayuda, huye de los lobos, seguramente te perjudiquen más que te ayuden. Afortunadamente hay mucha gente buena, auténticos profesionales que de verdad podrán ayudarte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.