MAÑANAS CORRERPORQUESI

Una vez se demuestra que cuando algo e gusta de verdad no pones excusas.

Suena el despertado a las 7:43, lo apago y me doy la vuelta para treinta segundo después apoyo los pies en el suelo mientras pienso en las palabras de mi tío Anselmo “tus amigos siempre llegan tarde” conociendo a mi tío cualquiera se queda en la cama.

Para no molestar a los que duermen, me bajo sigiloso a la cocina y preparo mis tortitas de avena. Este desayuno se ha transformado en imprescindible, tanto que cuando viajo a alguna carrera me lo llevo.

Salgo fuera para contemplar cómo se levanta Serranillos y pienso mientras sonrío, “en mis carreras siempre llueve” y esta vez no iba a ser menos.

Ducha y me visto de Correvo mientras abrocho las Mizuno recuerdo cómo estaba unas noches antes el camino, completamente embarrado nos lo vamos a encontrar hoy, seguramente no podamos hacer las cárcavas ya que ese terreno se pone más resbaladizo que una pista de hielo y si bajar será difícil, subir será un suplicio.

Cierro la puerta de casa para tener que abrirla de nuevo, la basura, cosas que tenemos que hacer los mortales, seamos o no Runners.

El cielo no nos va a dar tregua, menos mal que he traído la chaqueta Land. Chaqueta que no dejará a ninguno de is compañeros al ver rebotar las gotas contra ella un poco más tarde.

Más de 20 nos hemos juntado esta mañana de domingo fría, entre nosotros la única valiente Beatriz, miro su cara y veo las dudas que pasarán por su cabeza por ser la única fémina. Me pregunta por más chicas y respondo con velocidad y sin importancia para que no piense eso que seguramente está pensando, de aquí ya no se va nadie, es lo que pienso yo. NUNCA he dejado a nadie que se sienta solo o que sienta que sus tiempos o ritmos no son los apropiados, es correr lo que nos gusta, no correr rápido, estas serían mis palabras más tarde cuando regresábamos los dos juntos.

Mientras calentamos con los primeros kilómetros nos ponemos al día los desconocidos. Es lo bueno de correr con buena gente que en segundos somos compañeros para terminar el entreno siendo buenos conocidos.

Lluvia, mucha lluvia nos cae pero no achanta a ninguno, todo lo contrario, anima al grupo para seguir haciendo eso que nos gusta. El barro será el otro compañero que acompañará a cada uno de nosotros durante todo el recorrido.

Como pensaba, las cárcavas para otro día, no hay corredor que pueda subir por ellas esta mañana. ¿Para qué pagar una pasta por una Spartan si la hoy la tenemos gratis? les digo mientras intentamos sortear un camino imposible de seguir.

Una foto en la que no salimos todos por haber tenido que regresar alguno de ellos, antes de comenzar esa subida que pone a todos en su sitio y más un día como hoy.

Una vez terminamos, continuamos con el ritual de este grupo, tomar unas cervezas, tanto nos gusta que viene gente que incluso no ha corrido. Durante las cervezas y los cafés alguien dice que podríamos repetirlo, al menos, una vez al mes. El mismo que lo propone comenta que tendríamos que ponerle nombre y continúa diciendo, tú tienes el nombre perfecto para esto…

CORRERPORQUESI.

No se cuando será la próxima, lo que si tengo claro es que la próxima vez que se haga, QUE NO TE LO CUENTEN…

02

01

¿La próxima vez te animarás?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.