HÉROES OLVIDADOS

La industria deportiva mueve a nivel global más de 700.000 millones de euros.

Pero poco a poco vamos olvidando quiénes son los verdaderos promotores que hacen que el deporte mueva estas cifras, ellos son LOS DEPORTISTAS.

Los espectadores solo quieren ver a los mejores, seguir a los campeones, idolatrar a los que levantan trofeos y gana medallas, sin darse cuenta que los deportistas tienen que pagar un precio cada vez mayor.

Precios que pagan con su cuerpo, con su salud.

Los atletas y deportistas ahora son inversiones y como toda inversión, ha de ser rentable: hay que rentabilizarlas. Han pasado a ser un producto, creado y pagado en muchas ocasiones, por empresas que nada tienen que ver con el deporte.

Utilizan deportistas como iconos de la vida moderna: juventud, éxito y fama. Sin darse cuenta de que para conseguirlo pierden de vista los auténticos valores del deporte, eliminando por completo sus ideales.

El precio de la fama se paga caro, muy caro, incluso con la muerte. No son pocos los atletas que se han suicidado una vez terminadas sus exitosas carreras deportivas.

Yago Lamela, falleció el 8 de mayo de 2014.

Para conseguir estar en lo más alto no queda otra que entrenar más, competir más y tener mejores resultados. Esto es lo que demanda el público.

Cuando un atleta o deportista consigue rozar el cielo, lo transforman en súper héroes pero en el mimo momento que pierden las primeras posiciones, son degradados a súper héroes sin traje. Solo algunos privilegiados dejan su huella en el tiempo, huella que no se suele borrar.

Miguel Indurain, siempre recordado.

Cuando un atleta está en lo más alto tienen cerca de ellos un gran puñado de personas cuidando por sus intereses. ¿Los intereses de quién? de los atletas o de lo que estos generan.

Un atleta puede de primer nivel puede tener cerca de él entre 15 y 20 personas. Médicos, masajistas, agentes, entrenadores y un largo grupo de cuidadores.

Ellos lo dan todo y son tratados como estrellas, lo malo es cuando los resultados no llegan, pese a que ellos siguen dando el 100% pero las empresas son así, si no son rentables se venden, se desmontan o sencillamente se abandonan.

Entonces pasan a ser sencillamente unos cuerpos musculados por fuera y vacíos por dentro.

Son los mismo atletas los que se lo ponen difícil, entran en una dura lucha donde ser el mejor puede ser económicamente hablando, algo muy bueno. La diferencia entre ser el primero o el segundo y, esto puede depender de décimas de segundos en algunos deportes, puede cambiar los ingresos de un atleta de mucho a nada.
Por este motivo muchos recurren a las trampas, nunca justificadas pero desde el lado humano, es posible que sean entendidas.

Luchar contra estas trampas es vital para que el deporte siga siendo deporte y siga manteniendo sus valores.

Palabras de Derek Redmond, campeón del Mundo en relevos 4×400:

“He sido derrotado por atletas dopado. He perdido medallas, dinero, me he lesionado por intentar ganar a aquellos que hacían trampas pero ¿qué podemos hacer? el deporte es así”.

Derek Redmond, 400 m y relevos 4 x 400 m

Son muchos los que opinan que no son deportistas, son trabajadores y es que, el público quiere ver ganadores y la industria deportiva lo tiene claro, si no lo haces tú, lo hará otro.

Christine Arron, récord de Europa de 100 metros desde el año 1998 comentaba:

” He comprendido que los atletas somos un productos. Nos venden, nos utilizan y nos desechan”. 

Christine Arron, récord de Europa y tercer mejor registro Mundial, 10,73 - 100 m.

Esto sucede en las esferas más altas y a nivel mundial, pensemos entonces qué sucede con aquellos que intentan logar hacerse un hueco entre los elegidos, con aquellos que seguramente se queden en el camino, se queden vacíos antes de empezar.

Ellos serán los héroes olvidados antes de conseguirlo.

La pregunta no es cuantos atletas ganan y son recordados sino ¿cuantos atletas tienen que perder para que esto suceda?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s