EL DEPORTE CAMBIÓ HACE 25 AÑOS

Quizás sería más correcto decir que nuestro deporte cambió.

Se cumplen 25 años de los Juegos Olímpicos de 1992. España entera se volcaba en la planificación de los que serían los mejores juegos disputados hasta la fecha.

Barcelona sería el lugar elegido para ello pero por aquel entonces ni Barcelona, ni España y mucho menos los Españoles estábamos preparados para albergar un evento del tal magnitud por lo que hubo que unificar fuerzas y trabajar codo con codo para conseguirlo.

España en general y Barcelona particular, cambió.

Por aquel entonces los deportistas Españoles no habían brillado aún como lo que realmente son, estrellas mundiales.

Tocaba ponerse las pilas y crear un equipo olímpico digno de un país anfitrión. Para ello se crearon una serie de ayudas entre las que se encontraba el Plan ADO. El proyecto aún vigente nació con el objetivo de financiar y preparar, mediante un sistema de becas, a los deportistas españoles con mejores perspectivas para triunfar en los Juegos.

 

España trataba de crear deportistas tan grandes como las infraestructuras que albergarían los JJ.OO. y lo consiguió.

Nunca antes los resultados Españoles habían sido tan buenos como en Barcelona 92 y hasta la fecha no se ha conseguido igualar sus 22 metales.

Este fabuloso resultado elevó a España y sobre todo, a sus deportistas al máximo nivel deportivo. Los deportistas Españoles se posicionarían como los más grandes del Mundo pero desde entonces los resultados han ido cayendo y la pregunta que toca hacerse es:

¿Por qué no somos capaces de superar nuestras marcas?

Durante los 16 Juegos Olímpicos en los que España había participado, se consiguieron un total de 26 medallas. En algunos de ellos no subió ningún español al podio.

Barcelona 92 supuso un antes y después en el medallero, consiguiendo 13 medallas de oro, 7 de plata y 2 de bronce. Desde entonces y gracias a este magnífico resultado, los deportistas Españoles han sido criticados, envidiados y tachados de tramposos dopados.

Quizás estos ataques gratuitos “puedan” estar justificados ya que el cambio radical que los deportistas Españoles demostraron fue asombroso, además para aquellos deportistas que consiguieron sus medallas mediante el dopaje, entender que alguien gane una medalla en los JJ.OO. sin trampas es algo imposible y es que no habían contado con la “furia Española” 

La motivación de ser anfitriones sumado a las ganas de nuestros deportistas, además de las muchas ayudas que tuvieron, consiguieron hacer algo que a priori parecía imposible pero que el mundo entero pudo contemplar, España se convirtió en una potencia Deportiva Mundial.

Pero nuestra “vara de medir ” hace que siempre tengamos presente esas 22 medallas y que comparemos con resultados del resto de Juegos.

En los Juegos Olímpicos anteriores a Barcelona 92 que se celebraron en Seul, España consiguió 4 medallas (1 oro, 1 plata, 2 bronces) y en estos últimos Juegos celebrados en Río llegamos a 17 (7 oros, 4 platas, 6 bronces).

Los resultados obviamente han mejorado con creces pero nunca hemos llegado a igualar o superar los de Barcelona 92.

Como decía, el Plan ADO hizo su aparición en el año 1986 con el objetivo de poder conseguir que nuestros deportistas no tuviesen que preocuparse de otra cosa que no fuese entrenar. Este, entre muchos otros, sin duda fue el detonante para que el deporte Español cambiase y creciese.

Los fondos tenían como destino las becas para los atletas y poder obtener la máxima dedicación al entrenamiento, además de:

  • adquisición de material deportivo
  • contratación de técnicos especializados
  • facilitar la concentración y la asistencia a las competiciones internacionales
  • seguimiento técnico
  • apoyo médico

El presupuesto total con el que los atletas Españoles contaron para las Olimpiadas de Barcelona 92 fue de 79 millones de euros, algo más de 13.000 millones de las antiguas pesetas. Este presupuesto cubría todo lo anteriormente citado.

Lo malo es que el Programa ha ido dando bandazos, con un presupuesto que subía y bajaba tanto como la montaña rusa del Tibidabo, dejando su presupuesto para la última Olimpiada de Río  en 36 millones de euros.

Este hecho significa que nuestros deportistas siguen siendo los mejores del Mundo pero que como cualquier empresa, la financiación es de suma importancia.

Hemos de tener en cuenta que las pesetas del año 92 no corresponden o mejor dicho, no tienen el mismo valor que los euros actuales por lo que el recorte ha sido más que notable.

Ser deportista de élite hoy en día no es tarea fácil y les toca lidiar contra los elementos. Con menos de la mitad de recursos económicos, los atletas y todo lo que llevan detrás demuestran que son dignos de admiración ya que bien es cierto que no hemos sido capaces de superar las 22 medallas pero cada 4 años se rozan los resultados.

Si España y los Españoles quieren brillar por encima del resto de súper potencias deportivas tendremos que apostar por ellos, invertir en ellos y sobre todo creer en ellos.

Ya lo demostraron en su día y siguen haciéndolo. Con los pocos medios de que disponen son capaces cada verano del cuarto año, rozar el Olimpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s