VITAMINAS

Desde la antigüedad se conocía la existencia de enfermedades que coincidían con épocas de carencias de alimentos.

En 1912 el bioquímico polaco Casimir Funk propuso el nombre de vitaminas para unos compuestos que eran de importancia vital.

Pero no fue hasta principios del siglo XX cuando se establece que algunas enfermedades de la especie humana conocidas desde muchos años atrás se debían al consumo de dietas desprovistas, o con muy bajo contenido, de una vitamina concreta.

¿Qué son las vitaminas?

Son compuestos de naturaleza orgánica presentes en los alimentos naturales, en su forma definitiva o como precursores transformables, que son nutrientes esenciales, indispensables en pequeñísimas cantidades para el crecimiento, la salud y el equilibrio nutricional.

Sus características son:

  1. Actúan como sustancias reguladoras tomando parte en los complejos procesos metabólicos de nuestro organismo.
  2. No intervienen en la formación de tejidos, ni son nutrientes energéticos.
  3.  Tienen carácter esencial, no pudiendo ser sintetizadas en el organismo, por lo tanto debiendo ser ingeridas con los alimentos.
  4. Las carencias e incluso el déficit, originan trastornos y patologías concretas denominadas avitaminosis.
  5. Pueden también ayudar a prevenir algunas de las enfermedades crónicas más destacables en las sociedades
    desarrolladas.

Se clasifican en 2 grandes grupos: hidrosolubles y liposolubles.

Las vitaminas están incluidas en 4 grupos, dependiendo de sus funciones.

  1. Acción coenzimática, según la cual se combinan con proteínas para formar enzimas metabólicamente activas que intervienen en múltiples e importantes reacciones (regulación del metabolismo) que no podrían llevarse a cabo sin su presencia, ayudan a las enzimas a liberar la energía de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas contenidos en los alimentos y facilitan el trabajo de las células.
    1. A, K, B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12 y C
  2. Transferencia de protones y electrones
    1. E, K, B2, B3, ácido pantoténico, C
  3. Estabilización de membranas
    1. vitamina E
  4. Función de tipo hormonal
    1. vitamina D

Es raro que una persona sana y con dieta saludable tenga insuficiencia en vitaminas pero existen casos en los que el riesgo de tener déficit, estos cosos entre otros, son:

  • personas alcohólicos
  • dietas de adelgazamiento por debajo de las 1000 kcal/día
  • vegetarianos estrictos
  • consumo alto de comida procesada y pre-elaborada
  • cocinado de los alientos a altas temperaturas
  • consumo mínimo de alimentos frescos y variados

Como podemos contemplar, la dieta es de suma importancia para darle a nuestro organismo la suficiente cantidad de vitaminas pero por desgracia, la comida rápida, la mala alimentación y la eliminación de grasas buenas entre otros factores hacen que cada vez sean más las personas que sufran su falta.

Bastaría con tener una alimentación correcta, variada y donde los productos de temporada estén muy presentes pero eso ya es cosa de cada uno, total es tu salud lo que está en juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.