CORRER CON BASTONES

Los bastones en las carreras no es algo que nos llame especialmente la atención ya que ya que su uso lleva varios años dentro del mundo Trail Running.

Quizás hace 3 años era algo que te hacía volverse, cuando veían a un corredor con ellos en la línea de salida de alguna carrera de montaña.

A los que llevamos años transitando las montañas, no nos llama especialmente la atención ya que su uso ha sido bastante común en nuestras salidas.

Como todo lo “medianamente nuevo” crea controversia. En este caso el debate suele estar entre los que usan bastones en carreras y los detractores que aseguran que entorpecen más que ayudar.

Lejos de entrar en este debate sobre si son buenos o no, sencillamente voy a daros unos pequeños datos sobre los bastones y el uso que podemos darles.

Foto: Óscar Pérez

Bastones, su uso:

Como decía, los corredores que venimos de la montaña, nos gusta su uso, quizás sea porque estamos acostumbrados a ellos y correr con ellos en la mano cuando no los necesitamos no sea algo molesto, cosa que le suele pasar a los corredores menos acostumbrados al trail.

Su manejo:

No existe una técnica concreta para usar un bastón correctamente, más bien es algo de sentido común. Un mal uso y una mala técnica, dará como resultado tropezar con ellos constantemente.

Ademas, no solo tropezarás con ellos, harás tropezar e incluso podrás provocar a otros corredores alguna pequeña contusión, generalmente a los que van detrás de ti.

Ventajas y desventajas en datos:

Hace ya muchos años (2007) la marca Francesa Decathlón realizó varios estudios sobre su uso, dando como resultado los siguientes datos:

  • 15% de reducción de la carga en el tren inferior durante los ascensos.
  • 20% de reducción de la carga en el tren inferior durante los descensos.
  • 50%  de incremento del gasto del tren superior durante ascensos y descensos.
  • 50% de descenso del gasto sobre el tren inferior durante los ascensos y descensos.
  • Mayor seguridad por tener 4 puntos de apoyo.

En las subidas:

Nos alivia y disminuye el desgaste del tren inferior pero aumenta el del tren superior, por lo que si es acertado o no su uso, dependerá de cada corredor. Aquellos cuyo tren superior esté trabajo y acostumbrado al desgaste notará menos los efectos negativos que aquellos que no suelan entrenar la parte alta del cuerpo.

En las bajadas: 

La eliminación del “golpeo” constante de nuestros pies contra el suelo se verá altamente eliminado con su uso pero hemos de tener en cuenta que si para las subidas la técnica ha de ser buena, para las bajadas deberá ser mejor.

Desgaste:

Este punto será el más significativo de todos. El uso adecuado y con una buena técnica nos proporcionará un menor desgaste, sobre todo en pruebas de pendientes pronunciadas.

Dónde se usan:

Su uso dependerá del corredor pero donde es más aconsejable usar los bastones es en pruebas cortas de pendientes pronunciadas y duras; en carreras de media y larga distancia donde el desgaste y la fatiga sea altamente notorio para nuestro cuerpo; donde las subidas y bajadas sean largas y técnicas.

En este tipo de pruebas, los bastones nos ayudan a marcar un ritmo y a ir cambiando los puntos de apoyo y con ello el entro de gravedad.

Qué modelo elegir:

Parce que hay muchos tipos de bastones pero en realidad es un mercado que cuenta con pocos tipos de modelos.

Elegir un bastón u otro dependerá sobretodo, de nuestro nivel y destreza en su manejo. Digo esto porque poca experiencia, sobre todo en descensos, podrá doblar o partir nuestros bastones.

correr con bastones
Foto: Pico Aneto (Benasque) 07/2015

Existen 3 tipos diferenciados de bastones:

  • Bastón clásico de montañismo; suele ser el más sólido y resiente. Se compone de 3 tramos. Dentro de este tipo nos encontraremos con muchos modelos creados con diferentes materiales. Ademas de ser los más comunes, son los más económicos.
  • Bastón Raids; Este es el modelo que utilizo. Similares en el estilo a los clásicos pero con 2 tramos. Su dureza y ligereza son muy apropiados para ir rápido en carrera. No son tan resistentes como los clásicos y tampoco se pliegan tanto.
  • Bastón plegable; suele el modelo más ligero y el más caro sin duda. Este modelo y algunos tipo Raids son de carbono, su ligereza mejora pero los hace menos resistentes por lo que este modelo solo es recomendable para corredores avanzados en el uso de bastones o para aquellos que nos les importe gastar más de 120€ y probablemente destrozarlos. Se arman y se pliegan de una manera muy rápida y sencilla, además el poco espacio que ocupan hace que su transporte sea muy bueno.

Agarre del bastón:

Muchos corredores agarran los bastones como si les dependiera la vida en ello, produciendo con ello un desgaste muy alto en los brazos y sobre todo en las manos. La “dragonera” es esa cincha, generalmente acolchada, está ahí para un motivo, liberar de presión a la mano.

Introducir la mano por ella y dejar que todo el peso caiga sobre el canto de la mano (colgada), una vez sintamos que la mano no está trabajando, agarraremos el bastón. Esto hace que sea más cómodo y desgaste menos ya que la fuerza no se hace cuando cerramos la mano, sino con el apoyo de esta sobre la dragonera.

Algunos modelos sustituyen la dragonera por un guante o algo similar, el cual está provisto de una argolla o gancho que hace unión con el bastón, de esta manera es mucho más cómodo y crea un menor desgaste a la mano.

Mi recomendación: 

Antes de nada, es usar los bastones en entrenamientos para después llevarlos a carrera. Tener en cuenta que no serán menos las carreras que utilicemos los bastones que las que no los utilicemos. Por ello no recomiendo gastar mucho dinero en ellos.

Mi abuela tenía un dicho “el dinero de los pobres va dos veces a la tienda”, podemos comprar los más económicos y pronto tendremos que cambiarlos por otros de mejor calidad. Para evitar esto os recomiendo un bastón de gama media alta dentro de el a línea clásica.

Elegir bien: 

Bastones de aluminio ultralight Z de la casa AONIJIEplegables en tres tramos y con un ratio peso/resistencia insuperable.

  • Aluminio ultralight, gran resistencia, rigidez.
  • 270 gramos por unidad.
  •  Plegados miden 41 centímetros.
  •  Cuerda plastificada y puntos de unión ideados para resistir el rozamiento de las secciones.
  •  Se monta y desmonta en un par de segundos.
  • Punta en carburo al tungsteno (vidia), muy resistente.
  • Puño de espuma en EVA adaptable, extremadamente cómodo.
  • Dragonera ergonómica, adaptable en medida.
  • Bolsa de transporte.

Así funciona:

Abrir: la forma de dejar el bastón rígido es rápido y sencillo. Deja caer los tramos del bastón agarrándolo desde la empuñadura. Una vez esté estirado por completo, tira de la empuñadura hacia arriba hasta que se escuches el  ‘clic’. Esto indica que el bastón ha quedado fijado mediante un botón que está colocado justo debajo de la empuñadura. Este botón saltará en el momento en tiramos hacia arriba.

Cerrar: igual de rápido es el plegado. Introduce el botón colocado bajo la empuñadura hacia adentro y tira de la misma hacia abajo. Acto seguido se separan los tramos y se pliegan en forma de Z.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s