PLANIFICACIÓN, ÉXITO O FRACASO

Si corres más rápido y durante más horas, si has mejorado significativamente en estos últimos meses o años y para conseguirlo no has planificado tus entrenamientos de una manera real y concienzuda, no te engañes, lo has logrado porque tu físico te lo ha permitido pero la pregunta es, ¿hasta cuándo?

La planificación deportiva de un deportista se estructura en función de varios pasos que a continuación os describo:

  1. Estudio previo: tenemos que conocer aspectos fundamentales como los objetivos marcados, nivel físico actual, nivel físico alcanzado en la temporada anterior, tiempo disponible dependiendo de factores como el trabajo, cargas familiares, etcétera.
  2. Establecimiento real de objetivos: en este punto siempre se ha de ser ambicioso pero sin dejar de ser realistas. En el caso de seleccionar un calendario de carreras hemos de tener en cuenta la distancia entre una prueba y otra así como determinar las que serán de mayor o menor importancia.
  3. División de entrenamientos: dado que cada competición será de mayor o menor importancia, hemos de dividir en mesocliclos, microcilos y sesiones otorgándoles un tempo y una duración determinada sobre un calendario real.
  4.  Medios y cargas: obviamente no será lo mismo entrenar un deporte multidisciplinar como triatlón que un deporte como la carrera, de ahí que tengamos que tener en cuenta la distribución de cargas y volumen de cada uno de los diferentes deportes, así como el medio en el que realizaremos cada uno de ellos.
  5. Puesta en marcha del planning: esto contempla dos aspectos fundamentales:
    1. Ejecución: deberá adaptarse lo más posible al planning previsto, teniendo en cuenta el principal problema para poder seguirlo, la lesión. Esta puede hacer que variemos nuestra ejecución pero tenemos que tratar de ser fieles al objetivo.
    2. Evaluación: esta la marcarán los resultados deportivos, pero además tendremos que ir realizando controles periódicos para contemplar la adaptación del deportista al tipo de planning y así poder realizar los ajustes adecuados.

 

Viendo y analizando el planteamiento de muchos deportistas actuales veo que se están cometiendo grandes errores que darán como resultado grandes problemas.

El espejo actual de la vida de un deportista es sin duda las RRSS, ahí se pueden contemplar mucha cosas y además como las fotografías no mienten, se pueden contemplar los grandes deterioros en el físico en cortos periodos de tiempo.

La mala e incluso nula preparación y planificación deportiva hará que la única forma de mejorar sea mediante entrenamientos incontrolados y estos al no seguir un patrón real serán cada vez más intensos y más largos. Este tipo de entrenamiento dará como resultado una mejora física evidente, los deportistas que más lo notarán serán aquellos de nivel medio/bajo.

La falta de una planificación también conlleva sobre-entrenamientos, lesiones, desgana a corto medio plazo ya que una vida deportiva de 3/6 años es algo insignificante, más aún cuando hablamos de deportistas no profesionales.

Los entrenamientos, salvo excepciones, no han de ser por sensaciones, esto será un claro ejemplo de falta de planificación, así como pretender atender las necesidades de todas las competiciones en las que un deportista quiera participar que generalmente se plantean sobre la marcha.

El deterioro físico será el más evidente en los primero meses/años ya que el único argumento con el que el cuerpo puede contar sin un adecuado planteamiento de entrenamientos, alimentación y descanso será la pérdida de peso, ya sea este muscular o adiposo.

Es común ver personas cada vez más delgadas y con un peor tono muscular, algo que lejos de ser beneficioso será un gran problema en el futuro inmediato.

He leído y escuchado frase como “somos lo que entrenamos”, “el dolor es pasajero y la gloria es eterna” e infinidad de frases argumentadas como motivadoras que lejos de su propósito inspirador pasan a ser slogan y pantalla de aquellos que necesitan de un argumento de peso para justificar aquello que están haciendo mal.

Recordar que no siempre “mucho” es mejor y que la falta de conocimientos no se tapa con largos y agotadores entrenamientos. Si un deportista es bueno y consigue mejorar sin una adecuada planificación, imaginar de lo que serían capaces haciendo bien las cosas.

¿Hasta dónde quieres llegar y durante cuánto tiempo pretendes ser un deportista?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.