ALIMENTACIÓN DURANTE LA COMPETICIÓN

La posibilidad de poder ingerir alimentos durante la competición irá condicionada por diferentes factores.

Unos son de carácter endógeno (producidos en el interior del cuerpo) y están referidos a la tolerancia del deportista para comer durante la realización de actividad física y que eso no implique malestar digestivo.

Otros son factores exógenos (producidos por el ambiente exterior) tales como el tipo de deporte, la duración de la actividad física ya que no tiene sentido comer en actividades de corta duración. También se verá condicionado por la reglamentación de los distintos deportes (existen deportes en los que no está permitido comer durante los mismos).

La ingesta de agua azucarada más común es aquella que tenga un porcentaje comprendido entre un 2,5 – 5% además es la más adecuada y recomendable para actividades de larga duración con carácter continuo como el maratón, ultramaratón, ciclismo en ruta,  esquí de fondo o triatlón.

Esto posibilita el mantenimiento adecuado de la glucemia sanguínea, factor limitante en este tipo de actividades. El problema de la hipoglucemia reactiva (ocurre pocas horas de comer) aquí no se daría dado que no se produce un estímulo marcado de la secreción de insulina, sino que por el contrario se encuentra inhibida al estar realizándose ejercicio físico. En actividades que posibilitan el descanso durante la competición (deportes en equipo) y que tienen una larga duración, se aconseja realizar la denominada ración de medio tiempo.

Con esta ración se intenta conseguir:

  • Hidratar, para reponer los líquidos perdidos por el sudor en situaciones climáticas calurosas y de alta humedad ambiental.
  •  Aportar carbohidratos, para contrarrestar la posible disminución de los niveles de glucosa sanguínea y evitar la hipoglucemia.
  •  Alcalinizar, para contrarrestar la acidosis metabólica ocasionada por la actividad física, lo que se consigue ingiriendo aguas bicarbonatadas o mediante suplementos deportivos.

El agua carbonatada es agua que contiene ácido carbónico (H2CO3) que, al ser inestable, se descompone fácilmente en agua y dióxido de carbono (CO2), el cual sale en forma de burbujas cuando la bebida se despresuriza. Cuando tiene un mayor contenido de minerales, por provenir de deshielo se la denomina agua mineral gasificada; si se obtienen los minerales artificialmente se la denomina agua gasificada artificialmente mineralizada.

  •  Aportar sales minerales, para compensar las pérdidas por sudor.

En este último punto se recomiendan fundamentalmente caldos ligeramente salados, soluciones alcalinas no carbonatadas, soluciones azucaradas (20 gr de glucosa en 250 ml de agua) y zumos de frutas.

Otra forma de recura la perdida de sales es mediante una ingesta de “Electrolytes Complex” de Nutrytec Endurance. Su dosis recomendada es de aproximadamente 10 gramos mezclados con unos 100 mililitros de agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.