Mis rodillas tienen más desgaste que las de mi padre

Apuntarse al gimnasio, dejar de fumar y/o empezar una dieta son 3 de los propósitos más repetidos con el comienzo del nuevo año y, esto es así año tras año pero ¿para los que ya hacemos deporte habitualmente, no fumamos y cuidamos nuestra alimentación?

Personalmente opino que cuidar de uno mismo, mimar nuestro cuerpo y organismo, debería estar entre los propósitos diarios, no solo de la primera semana del nuevo año.

Hacer deporte es algo muy habitual hoy en día, tanto que incluso se llega a rozar los extremos en muchas disciplinas. Es por ello que deberíamos pensar que no siempre vamos a tener 20 años y nuestro cuerpo no será capaz de soportarlo todo. Nuestra misión fundamental debe ser la de cuidarnos, si pretendemos seguir siendo altamente activos con el paso de los años.

Con la llegada de los años y para aquellos que llevamos una vida dedicada al deporte, nuestras articulaciones y músculos empiezan a pedir ayuda. Esto es un hecho demostrable; los humanos pasados los 35/40 años empezamos a notar los  primeros síntomas de la edad ya que nuestro organismo deja de producir o produce en menor medida, protectores para nuestro cuerpo. Esto sucede con el colágeno, nuestro organismo desciende significativamente la producción de este potente protector articular.

El colágeno se puede obtener de manera natural mediante la comida. Está presente en muchos productos de nuestra rica y variada dieta mediterránea. Por ejemplo, podemos encontrarlo en:

  • Carne: pavo, pollo, conejo
  • Pescado: sardinas, salmón, caballa
  • Huevos
  • Cebolla
  • Ajo
  • Frutos secos: nueces, pistachos, castañas, avellanas
  • Frutas: sandía, cerezas, fresas, limón
  • Pimientos
  • Tomates
  • Lácteos: leche, queso, yogures

Lamentablemente las dietas actuales sufren de muchas carencias, no solo por la calidad de los alimentos sino también por la falta de ellos.

Es por ello que cubrir las necesidades de, en este caso, colágeno es sencillo mediante un suplemento nutricional. Pero ojo, hay empresas de suplementación de dudosa calidad por lo que merece la pena asegurarse que compramos calidad.

Desde hace algo más de cuatro años, utilizo suplementación de colágeno y desde hace uno y medio Joint Cell de la casa Procell.

Joint Cell está creado con una base de colágeno hidrolizado de alta calidad y al que se le ha añadido un complemento de ácido hialurónico, glucosamina y condroitina.  Este potente suplemento se encarga de dar mayor grosor, flexibilidad y lubricación a nuestro tejido conjuntivo. Para que nuestro cuerpo sea capaz de absorber e incorporar al tejido articular, es necesaria una fuente adecuada de vitamina C.

El sulfato de glucosamina y sulfato de condroitina actúan como recuperador muscular por lo que será necesario para deportistas que sufran un desgaste severo de las articulaciones. En mi caso y debido al tipo de entrenamiento que hago,  las articulaciones de mis rodillas sufren un desgaste muy pronunciado.

Como dato a tener en cuenta y según mi fisioterapeuta, mis rodillas estás “peor” y tienen más desgaste que las de mi padre (66 años, frente a los 42 míos) pese a que mi padre ha sido y es deportista de alta intensidad, el tipo de machaque que proporciono a mis piernas, lejos de ser algo de lo que sentirse orgulloso, sino todo lo contrario, me está pasando factura y seguirá así si no le pongo remedio (como vengo haciendo desde hace varios años).

Disminuir las horas de carrera, eliminar ejercicios como sentadilla o prensa con gran cantidad de carga y descansar más es algo que sigo a rajatabla junto con la toma, como comentaba, de Joint Cell.

Joint Cell además de ser un recuperador y regenerador articular, contiene un conjunto de substratos que reducen la inflamación y el dolor que una lesión o el desgaste pueden ocasionar (extractos de cúrcuma y de boswelia). Contiene también extracto de bambú que contiene más de un 70% de silicio orgánico*, y vitamina D3.

*El silicio es un mineral que encontramos en nuestro organismo, y es fundamental en la formación de todos nuestros tejidos, tanto la epidermis, como los músculos y los huesos, sobre todo en los tejidos conectivos como uñas, cartílagos y tendones, este ayuda a mantener la resistencia y fuerza de los mismos.

Ingredientes: colágeno hidrolizado, glucosamina sulfato potásica, aromas, condroitín sulfato marino, semillas de lino, carbonato de magnesio, cúrcuma polvo, MSM ( metilsulfonilmetano), boswelia serrata exto. seco, ácido cítrico, bambú tabashir exto. seco (70% silicio), HMB-Ca (hidroximetilbutirato cálcico), ascorbato cálcico, sucralosa-edulcorante
(E-955), sulfato de zinc, vitamina E-acetato de alfa tocoferol, hialuronato sódico, colorante azul E-133, vitamina D3-colecalciferol, vitamina B1-tiamina hcl y selenito sódico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .