La historia del “Runbird” logotipo de Mizuno

“El universo se expande ilimitadamente, captando e irradiando energía. Espero que el deporte también se expanda más y más, y que Mizuno sea capaz de captar esa energía y llevar sus capacidades a pleno rendimiento”.

Es único por su diseño y propósito en el mundo de los símbolos corporativos. Enraizado en el concepto japonés del acercamiento universal a los deportes con espacio y energía ilimitados, el Runbird ha ayudó al establecimiento y reconocimiento mundial de la marca Mizuno.

La tarea de volcar el concepto abstracto japonés en un logo práctico y reconocible fue un encargo de Mizuno a su Director de División de Diseño, Noboru Kono en 1980. Kono había dedicado toda su vida a Mizuno, donde empezó en 1973, y probablemente era la persona que mejor conocía la cultura, ética del trabajo y dedicación al deporte de Mizuno.

Durante muchos años Mizuno había usado su logo “M”. Éste se había integrado en las bandas laterales de buena parte del calzado Mizuno. Sin embargo, por diferentes motivos, se optó por la creación de un nuevo logo que también diera cobertura a la expansión de Mizuno en el mercado.

Durante años Mizuno había usado su logo “M”.

Este logo era muy reconocible y se podía ver en un número muy alto de sus zapatillas. Sin embargo, por diferentes motivos, se optó por la creación de un nuevo logo. La idea de este cambio era la de dar sensación de la expansión de Mizuno en el mercado.

Se crearon más de 180 propuestas por parte del equipo de diseño de Kono pero todas ellas fueron desestimadas.

La idea que el Director de Mizuno tenía era la de diseñar un logo que fuese “planerario” y asemejarlo así a la idea que tenía sobre la expansión de Mizuno.

La inspiración final llegó gracias a unas pabras que el Presidente de la compañía, el Sr Kenjiro Mizuno pronunció durante una visita al equipo de diseño:

 “El universo se expande ilimitadamente, captando e irradiando energía. Espero que el deporte también se expanda más y más y, que Mizuno sea capaz de captar esa energía elevando sus capacidades a pleno rendimiento”.

Con las inspiradoras palabras de Mizuno como cabecera de trabajo, Kono y sus diseñadores empezaron a plasmar las órbitas de los planetas de una forma dinámica, intentando expresar el concepto del deporte de forma libre y vigorosa.

Tras una dura tarea de buscar una imagen corporativa a la altura de las expectativas del Sr. Mizuno llegaron a su objetivo. “Obtuvimos la inspiración para el Runbird del espacio ilimitado y la energía del universo. Buscábamos ilustrar las órbitas de los planetas, para crear la sensación del deporte y su expansión”, comentó Kono.

La idea apareció con tres conceptos básicos que necesitaban incorporar al nuevo logo para expresar la marca Mizuno:

  1. La línea Runbird significa “dinamismo y expansión sin límites del deporte”
  2. La línea Runbird significa que nuestro calzado tiene “sentido de la velocidad y sensación de fortaleza”, así como “suavidad y flexibilidad”
  3. Finalmente, la línea Runbird “mejora la sensación de bienestar, posee capacidades de retención de la forma, aumenta la durabilidad y proporciona expansión de energía al calzado”

 

El equipo de trabajo capitaneado por Kono se decidieron por dos palabras que captaran el concepto buscado: RUN, que se equipara a salud y deporte, y BIRD que, en Japón, simboliza la expansión de los espíritus libres.

No fue fácil conjugar todos esos elementos en un logo atractivo, pero el Runbird empezó a tomar forma a finales de 1981. El grupo generó cientos de bocetos antes de decidirse por el diseño que hoy nos es tan familiar.

Al ver el diseño terminado, Masato Mizuno, quien fue presidente del consejo de Mizuno Corporation, se sintió inmediatamente atraído por el nuevo símbolo. En ese momento dijo:Los pájaros llamados correcaminos existen y nuestras zapatillas se ven como pájaros corriendo”.

El primer Runbird hizo su debut internacional en Estados Unidos, el año 1982 apareciendo simultáneamente en las zapatillas y la ropa del equipo nacional femenino de voleibol de Estados Unidos, en el equipamiento de la estrella de los Philadelphia Phillies Pete Rose y en la nueva línea de zapatillas de running MZ-84.

Este Runbird actual se dio a conocer durante los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 de la mano de grandes Estrellas Mundiales:  Carl Lewis, Florence Griffith y otros atletas equipados con calzado y prendas Mizuno.

La primera versión del logotipo Runbird era diferente a la que conocemos en loa actualidad, era más voluminoso, las franjas eran más anchas y la “M” de Mizuno aparecía en el centro del símbolo.

No sería hasta el año 1992 que apareciera el logo que actualmente conocemos.

Kenjiro Mizno buscando la inspiración en el Universo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .