¿ ES CARO CORRER ?

… depende de lo que recibas a cambio…

Está demostrado que el ser humano es un comprador compulsivo y eso hace que todo lo que hagamos en nuestras vidas lo transformaremos en una actividad cara, económicamente hablando.

Si hablamos de dinero,  empieza como algo muy económico, es más, es  gratis !!! pero enseguida lo hacemos caro. Queremos mejores zapatillas, un conjunto que haga juego con el color de nuestros ojos, que se vea por la noche, algo por si llueve, algo por si hace frío, por si nieva…, una mochila de hidratación para no quedarme “seco” entre fuente y fuente, una riñonera para llevar las llaves, otra para la música… haces caro el deporte.

Si hablamos de apuntarnos a carreras es más de lo mismo. Tenemos la necesidad de apuntarnos a todo, de correr en todos los sitios, de ir a las carreras que  estén más lejos, de pagar carreras de mas de 50€… De pagar por todo.

Efectivamente lo hacemos caro,  pero… qué nos da el deporte? 

   Cada vez que nos ponemos las zapatillas y atamos los cordones, nos sube algo, una especie de cosquilleo que nos recorre todo el cuerpo y eso pasa tanto si las zapatillas son caras como si son baratas. Las sensaciones que tenemos cuando salimos a correr son impresionantes, ganamos en salud, en bienestar, en calidad física y mental, alargamos nuestros años de vida… ¿Cuánto cuesta eso? ¿Cuánto estás dispuesto a pagar?. La ropa nos da seguridad, nos hace sentir bien, nos protege del agua y del sol, nos eleva el ego y ¡qué demonios, nos sienta muy bien!!

Las carreras se pagan, porque estamos dispuestos a pagarlas. La organización se encarga de cuidarnos,  vigilarnos, nos dan de comer, nos regalan cosas y hacen que seamos más competitivos. Una carrera que organiza un club de ciudad, cuesta  unos 20€ y si la organiza el ayuntamiento de Madrid o Barcelona  pagamos por ella 40 ó 50€ . ¡Por qué pagar más por una que por otra! ¿Cuál es mejor?  ¿y si hablamos de Nueva York y pagamos 300€ por correr entre millones de personas? Tú decides cuánto estás dispuesto a gastar.

Las cosas cuestan lo que cuestan y es caro o barato dependiendo de quién lo valore y de cuánto estés dispuesto a pagar por ello…

Paga o no por ello pero nunca dejes de disfrutar y de ser feliz. Recuerda, ata fuerte tus cordones y ve a buscarlo !!!

CORRER EN COMPAÑÍA

Tanto si eres experimentado como un principiante correr en compañía es una excelente opción.

 
Para los más experimentados es sencillo poder elegir entre correr con compañía o sólo ya que gracias a su nivel son capaces de mantener un ritmo, pero si estás empezando o llevas poco en ello, correr con la compañía adecuada siempre es beneficioso.

Las salidas son mucho más entretenidas y satisfactorias; rápido encuentras las ganas para seguir y lo que puede suponer un gran esfuerzo, en cuestión de segundos se transforma en  un momento muy placentero. Entre todos seréis capaces de aumentar el ritmo y dejaros llevar por el de delante,  es más sencillo que ir tirando el primero. Muchos piensan que salir a entrenar es salir a sufrir y nada que ver con la realidad, una buena conversación puede hacer que un entrenamiento se haga más corto de lo que  en un principio pensamos. ¿Se puede hablar mientras corro? Yo soy partidario de ello, creo que el ritmo adecuado para poder entrenar a un ritmo bueno y conseguir más kilómetros es el ritmo que me permite mantener una conversación, y con ello el tiempo pasará más deprisa y llegaremos más lejos.  Si a esto le sumas el buen rollo , las risas y las anécdotas, el resultado siempre será formidable.

Nunca cierres las puertas a la amistad. Nunca dejes de plantearte nuevos retos y nuevos proyectos, el ser humano lo necesita; necesita alcanzar sus objetivos y estos no tienen porqué ser siempre ganar, para mí no hay nada mejor que ver entrar a mi padre y  a  mis compañeros de carrera por debajo de la línea de meta, habiendo conseguido sus objetivos que no eran otros que disfrutar. Yo los he llevado hasta allí pero ellos me dan la vida cuando veo sus caras de alegría.

ENTRENAMIENTO CHICAS

Continuamos con los ejercicios para hacer en casa, lo ideal sería que fueses realizando estos ejercicios y cuando notes que ya los realizas correctamente le sumas los ejercicios anteriores para que poco a poco consigas un entrenamiento completo.

1Sentadilla / Zancada   –   Series: 3   Repeticiones: 12   Velocidad de ejecución: lenta

2Cintura   –   Series: 3   Repeticiones: 30   Velocidad de ejecución: Rápida

3Abductor   –   Series: 3   Repeticiones: 20   Velocidad de ejecución: Media/rápido

Recuerda que es necesario calentar antes de realizar los ejercicios al menos unos minutos y al terminar realizar estiramientos, tu no estas hecha de excusas.