Y DE POSTRE… ROSCÓN DE REYES

Con la vista puesta en las navidades, en mi caso mis Mizuno tiene que luchar coco con codo con los calcetines “gordos” para ver quién manda y se lleva el gato al agua; ¿Mizuno y a correr o los calcetines y al sofá?

Estos días en la cocina se abre una nueva lucha, tortitas de avena o roscón de Reyes, ¿quién ganará?, ¿fit o fat?

¿Por qué tener que decidir si podemos tener un auténtico roscón navideño con pocas calorías?

 

Roscón de Reyes:

También conocido como rosca de Reyes  rosco de Reyes o pastel de Rey. Un bollo típico navideño elaborado con una masa dulce con forma de rosca, adornado con rodajas de  fruta escarchada.

Puede rellenarse de nata montada o crema y, actualmente también de moca, trufa o chocolate. La masa con la que suele estar elaborado se aromatiza con agua de azahar, que le proporciona un aroma característico.

El roscón es un alimento elaborado con ingredientes que contienen  dosis altas de hidratos de carbono, por lo que trataremos el roscón de Reyes como un postre calórico, que cuenta con unas 340/360 k/calorías pero no es de los postres que más colorías tiene de los que consumiremos en estas fechas y en gran parte es gracias a que su aporte de grasas no es demasiado alto (comparándolo con otros postres).

Nutrytec Laboratorios, elabora en su obrador roscones e Reyes con motivo de esas fechas pero claro está, los elabora con unos valores completamente diferentes a los que normalmente encontramos en pastelerías y para aquellos que os querías adelantar a un comentario fácil os diré que, SABE EXACTAMENTE IGUAL.

Dentro de su composición destaca especialmente el aporte de proteínas de 2 de las fuentes que poseen mayor valor biológico: el suero de leche y la soja, siendo la fuente de proteína láctea utilizada en su elaboración el concentrado de leche Carbelac®, de la prestigiosa marca Carbery, reconocida por la elevada calidad y el valor proteico de sus productos.

Características nutricionales del roscón Nutrytec:

  • 25 g de proteína procedente de suero de leche ( Carbery®) y aislado de soja*
  • Sólo 4 g de grasa*
  • Contenido mínimo en azúcar ( 1,1 g)
  • Aporte de 2,7 g fibra alimentaria*
  • Sin azúcar añadido
  • Peso neto: 500 g

* Por 100 g de producto

 Este roscón nos aporta una serie de propiedades y beneficios:

  • Fuente de aminoácidos esenciales
  • Contenido calórico reducido con respecto al formato tradicional de Roscón
  • Mantiene todo el sabor típico del Roscón de Reyes
  • Bajo contenido en azúcar y grasa

Os dejo las diferencias nutricionales entre un roscón Nutrytec y otro clásico:

Rico, saludable y económico ya que este roscón de Nutrytec lo podemos adquirir por 8 €, algo que está fenomenal.

Como nota os diré que la semana pasada lo puse en la mesa de una reunión familiar pero nos les dije que era un roscón Fit, tan solo me limité a dejarlo y contemplar como en cuestión de segundos acabábamos con él sin que nadie se percatara que esta comiendo un roscón que contenía casi 100 calorías menos.

EL SER HUMANO TRATA DE AUTODESTRUIRSE

Ser un inconsciente está de moda.

 

El ser humano fue diseñado y creado para poder cubrir grandes distancias pero eso no significa que podamos hacerlo casi a diario. Nuestra anatomía y morfología nos permite correr, incluso correr rápido pero es algo lógico pensar que andar es mucho menos lesivo que correr ya que los impactos se ven reducidos.

Y de eso es de lo que hoy quiero hablar, de lesiones.

Las lesiones actuales que se conocen y que un médico especialista es capaz de diagnosticar son muchas pero se tienen reflejas, reconocidas y por ello se pueden, en la mayoría de los casos, tratar.

Bajo mi opinión como deportista con con más de 24 años de actividad deportiva alta y 35 años desde que me puse mi primer kimono de judo, creo que estamos ante la aparición de nuevas  patologías.

Una lesión como la Artrosis es algo sencillo de evaluar. Es una enfermedad crónica que puede ser inflamatoria producida por el progresivo desgaste del cartílago y las articulaciones.

Los corredores estamos destinados a sufrirla en mayor medida ya que provocamos dicho desgaste y tendremos suerte si nos salvamos de ella.

Este tipo de enfermedad hace que las articulaciones afectadas causen dolor, pierdan movilidad e incluso lleguen a deformarse.

A lo que me refería cucando digo que estamos ante nuevas enfermedades o patologías, me refiero a que este tipo de enfermedad, la Artrosis, suelen ser diagnosticadas en un rango de edad superior a los 55/60 años, con el añadido de que en las mujeres se suele presentar antes, al rededor de los 45 años pueden empezar a notar sus síntomas pero, estamos cambiando esas cifras.

Con esta enfermedad la superficie del cartílago se rompe y se desgasta, por lo que provoca que los huesos se muevan generando fricción entre ellos y con ello, dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación.

Con el tiempo además, pueden desprenderse trozos de hueso y de cartílago y flotar dentro del espacio de la articulación, lo que generará más dolor.

Pero aún así y pese a la gravedad de una enfermedad común como esta, existe tratamientos, generalmente farmacológicos.

Si a una enfermedad que podamos denominar “enfermedad por edad” resulta que duplicamos o triplicamos el desgaste de nuestras articulaciones a proposito, ¿qué sucedería?

Que estaríamos ante una enfermedad nueva ya que no se suele representar en personas de edad temprana, estamos ante una Artrosis prematura.

Como decía, ser un inconsciente está de moda.

Hace algún tiempo, gente que sabe de lo que habla, gente que merece la pena escuchar y de los que es muy bueno aprender, decía y habían demostrado que es bueno ni sano hacer más de 2, 3 o como mucho 4 maratones en un año.

Estamos hablando de unos 170 kilómetros de competición al año. A esto obviamente hay que sumar un número muy alto de kilómetros que se realizan a diario durante los entrenamientos y alguna carrera de menor distancia que se haga como test.

Por lo que nos estaremos moviendo en cifras que rondan los 1.500 y los 2.200 kilómetros al año.

Analicemos entonces lo que sucede en la actualidad y es que como muchos dicen actualmente, “40 kilometros no es nada”.

Hoy parece que no “estás a la moda” si no haces una ultra detrás de otro. A esto hay que añadir que si al terminar una carrera de larga distancia el día siguiente estás demostrando a tus “fieles seguidores” de RRSS que eres capaz de correr a ritmos muy vivos una alta cantidad de kilómetros, no serás nadie.

Para no hablar de nadie en concreto, me usaré como mal ejemplo:

El año pasado acumulé una cifra superior a los 2.800 kilómetros y realicé más de 12 carreras. Digo mal ejemplo ya que es una verdadera locura.

Lo que la gente de RRSS puede que no sepa es, que mis rodillas y mis tobillos sufren dolores y molestias a diario. Necesito ir al frisio una vez al mes (al menos) y lejos de mejorar, lo que estoy consiguiendo es ir cada vez a menos y es que no creo que haga falta ser “muy inteligente” para saber que todo tiene un límite.

Repito, soy un mal ejemplo pero por otro lado, una parte importante de mi economía depende de ello, por lo que puede que esté algo justificado.

Pero afortunadamente me funciona bien la cabeza y me considero una persona cuerda. Por ello mis kilómetros cada vez son menos y me cuido mucho, descansando, espaciando los entrenamientos, disminuyendo las carreras y alimentándome de una manera eficiente y sana además de acompañarlo con una suplementación que ayuda a mi salud articular.

El ser humano tiende a su propia autodestrucción; el ser humano poco inteligente, claro.

No te preocupes por lo que piensen un número de personas a las que no conoces, tampoco tiene sentido contentar a esos que llaman “crack” a aquel que sale a correr, yo no me preocuparía mucho por sus opiniones.

Tu salud es solo tuya, claro que hay momentos en los que todos, yo el primero, nos hemos vuelto algo locos y hemos querido hacernos daño de una manera física para enmascarar un dolor mayor pero tenemos que tratar de que sea solo eso, un tiempo.

Recuerda que correr puede que sea una moda o que sea un estilo de vida pero intenta que ese estilo dure muchos años y esto no sucederá si sigues haciendo esas locuras que solo los locos entienden.

No seas ese chico pesado que no para de hablar de carreras y de kilómetros en las cenas familiares o con los amigos ya que todos somos capaces de correr y no por eso somos especiales.

CONSUMOS REALES DE PROTEÍNA PARA DEPORTISTAS DE ÉLITE

Cada persona tiene que tener una alimentación adaptada a sus necesidades energéticas.

Estas necesidades pasan por saber cuál es el gasto total de cada una de ellas. Obviamente, no tiene el mismo gasto calórico una persona sedentaria que una persona que haga deporte de una forma habitual.

Dejamos a un lado las personas sedentarias y prestamos atención a los deportistas. En este grupo, no hace demasiado tiempo podríamos diferenciar tres grandes subgrupos:

  1. Deportista ocasional
  2. Deportista habitual
  3. Deportistas de élite.

Pero hoy en día y sobre todo en el mundo Endurance, estos grandes grupos se han unificado. Hace unos años un deportista de élite era aquel que se ganaba la vida con el deporte que practicaba pero hoy en día esto puede seguir diciéndose así tan solo en el aspecto económico ya que las horas que se emplean para los entrenamientos, prácticamente son los mismos para un élite que para un habitual.

El deportista habitual ha pasado a entrenar tantas horas e incluso más, que muchos deportistas de élite.

El gran problema es que se descuida el pilar más importante, la alimentación. Se presta mucha atención a los entrenamientos pero apenas a la alimentación. Esto suele suceder por falta de conocimientos sobre este tema. Demasiadas dietas milagro, falta de alimentos de calidad y poca atención para un tema que es de suma importancia.

La ingesta de nutrientes para un deportista no tiene unos valores exactos, por ello, os comentaré estos valores siempre “aproximados”.

Si alguien se refiere a una cantidad de proteína fija para todo el año, estará errando en su pronostico ya que esta cantidad dependerá del momento de la temporada, de la fisionomía y del tipo de deporte que se practique y los objetivos que se quieran conseguir. También tenemos que marcar una diferencia entre “entrenamiento-pre/competición – competición” y si el deportista es masculino o femenino. Teniendo en cuentas esto, hay que variar la cantidad ingerida de nutrientes ya que no nos encontramos en la misma situación y tampoco tenemos el mismo peso durante todo el año.

Hoy os comentaré sobre la cantidad necesaria de proteína que un deportista necesita.

Las proteínas deberían aportar aproximadamente un 8-15% de las calorías totales ingeridas por la persona, modificándose muy poco atendiendo al período de entrenamiento, pre/competición o competición.

Aconsejo una cantidad aproximada entre 0.8 – 1,3 gramo de proteína por cada kilo de peso corporal del deportista y día para la persona adulta. Esta cifra aumentará para personas que hagan deportes de larga duración, pudiendo llegar a 2 gramos por kilo al día. En periodos de competiciones, no recomiendo aumentar de 2 gramos por kilo al día.

Por ejemplo, en mi caso con 73 kilos de peso, mi cantidad de proteína tiene que estar comprendida entre 58,4 y 94,9 gramos de proteína al día. 

Para regular y compensar la falta de gramos en nuestra dieta, tenemos una alternativa muy buena y sencilla de tomar. Los preparados proteicos en polvo son ideales.

En nuestra dieta dieta debe existir una adecuada compensación entre las proteínas de origen animal y las de origen vegetal. Os aconsejo que una parte importante sean de vegetales, rondando una cifra aproximada a los dos tercios.

Eso tiene una pequeña pega y, es que el aminograma de estos alimentos no suele estar completo, por ello recomiendo que la proteína de origen vegetal sea ingerida con cereales, indistintamente si son enteros o integrales.

Pese a la creencia popular, las proteínas también intervienen de una forma muy directa en las actividades de corta y larga duración. En las de larga duración se han registrado valores cercanos a un 15% de la energía gastada, para evitar esto, los aminoácidos son altamente necesarios.

Las dietas no suelen estar compensadas entre los diferentes nutrientes, más aún en estas épocas del año donde la tendencia popular es la de bajar de peso.

Se tiende a consumir cantidades elevadas de proteína para restar los carbohidratos. Esta descompensación  está directamente relacionada con nuestros niveles de energía. Otro aspecto a tener muy en cuenta es el echo de que una cantidad elevada de proteína puede llegar a ser peligroso para la salud.

Hay que tener en cuenta que comer no es lo mismo que alimentarse. Una carga adecuada de nutrientes, regulada para cada persona y para cada deporte, será fundamental para poder mantener una vida sana y saludable, más aún si queremos mejorar en nuestro deporte.

¿Quieres ser un deportista de élite? aliméntate como un deportista de élite!