MALA ALIMENTACIÓN = OBESIDAD INFATIL

En España el 15% de los niños son obesos. Si a esto le sumamos el sobre peso, la cifra alcanza el 25%. 

Según los expertos la obesidad infantil es la epidemia del siglo XXI y puede tener consecuencias para la salud de los niños:

  • Baja autoestima
  • Problemas en huesos  y articulaciones
  • Diabetes
  • Colesterol
  • Enfermedades cardiovasculares
Fuente de información: hmhospitales.com

¿ Por qué hay tantos niños con sobre peso ?

En la mayoría de los casos el consumo elevado de calorías y la falta de actividad física, sumado a demasiadas horas frente a la televisión y a las consolas.

Tenemos que añadir que las zonas verdes donde los niños pueden jugar son cada vez más escasas. Además las actividades deportivas que no sean en los colegios no son gratis y preferimos pagar por un videojuego pero no por una actividad deportiva.

¿ Qué importancia tiene el ejercicio ?

Es algo fundamental. Tenemos que favorecer el deporte, si es posible en compañía de amigos. Si el clima lo permite, sería aconsejable que lo practicasen al aire libre pero si no es posible, deben continuar con la actividad en interior.

El ejercicio se debe ajustar a los gustos y a las actitudes del niño.

Sería conveniente que practicase una actividad física al menos una hora al día.

La importancia del sueño.

Respecto a las horas aconsejables, los expertos lo posicionan en 8 como mínimo. Esta cifra dependerá mucho del niño pero tenemos que procurar no separarnos mucho de esa cifra.

¿ Que importancia tiene la alimentación ?

Obviamente, casi toda. Empezando por el desayuno para que el niño pueda afrontar el día con suficiente energía.

Una dieta variada es fundamental para cubrir todas las necesidades del niño. Evitar alimentos como la bollería industrial, demasiados fritos, etc.

Ejemplo de la dieta de un niño:

Desayuno – Debe estar compuesto por un producto lácteo, un hidrato de carbono (pan, cereales o galletas) y una fruta o zumo.

Almuerzo – Bocadillo o lácteo no graso o fruta (variando cada día)

Comida – Debe incluir una parte de carbohidratos (patata, legumbre, arroz, pasta), una parte de proteína (carne, pescado, huevo, verdura cocida o en ensalada) y de postre fruta.

Merienda – Igual que el almuerzo

Cena – Similar a la comida pero en menores cantidades. Es conveniente añadir un lácteo no graso.

 

Los niños son pequeñas esponjas que se empapan de lo que ven a su alrededor y nosotros estamos ahí.

 

La mayoría de las veces no somos un buen ejemplo para los más pequeños. Nuestras prisas, nuestros malos hábitos en las comidas, nuestra falta de interés a sus necesidades hace que no les indiquemos el mejor de los caminos.

Es cierto que la economía no esta muy boyante y que alimentarse bien y hacer deporte es caro pero como decía antes, los videojuegos y los juguetes también lo son y no dejamos de comprarlos, quizá porque mientras están entretenidos no dan tanta lata.

Lo mismo sucede con la televisión, están demasiadas horas viéndola porque así los padres pueden disponer de más tiempo para dormir la siesta o para hacer cualquier cosa.

obesidad infantil-correrporquesi

Últimamente veo a muchos deportistas dejar a sus hijos por practicar deporte, para ir a carreras, a cenas y comidas con otros corredores, ¿no sería mejor hacerlo con tus hijos?

Si queremos sacar tiempo, podemos hacerlo. Pero anteponemos nuestras necesidades a las de nuestros hijos.

No creo que exista algo más hermoso que practicar el deporte que nos apasiona con los que más queremos.

obesidad infantil-correrporquesi.