CINTURÓN RUNNING

¿Eres de los que tienen que correr cargando con las llaves o el móvil?

Seguramente si, ya que a menos que entrenes en la pista de atletismo, necesitarás llevar como mínimo las llaves del coche o de casa.

Las antiguas “riñoneras” dieron paso hace algunos años a los cinturones de Running pero nos los hemos visto con mucha frecuencia como en este último año. Hasta hace poco era más bien un producto de reclamo publicitario regalo en carreras, más que un complemento necesario.

He probado varios y no he terminado de ir cómodo con ellos, salvo con un par de marcas. Algunos de los modelos que probé no dejaban de ser tela con forma tubular. Sin ajuste y con un rebote muy alto conseguían que me centrase más en él que en la propia carrera y terminaba por quitármelo.

Me decanté por un modelo que a priori sencillo pero es, si no el más, uno de los más efectivos.

FlipBelt es un modelo altamente efectivo, principalmente por su cero rebote y su gran capacidad pero además tiene estos  10 añadidos:

  1. Bolsillos abiertos (4) con acceso por todo el cinturón.
  2. Permite acceder a los objetos de una manera muy sencilla.
  3. Con costuras planas para mayor comodidad.
  4. Su logotipo es reflectante, ganando visibilidad por la noche.
  5. Diseño anti-rebote, liso e uniforme
  6. Sin hebillas que causen rozaduras incómodas
  7. Se puede lavar y secar en lavadora y secadora.
  8. Puedes estirado, la marca garantiza que hasta un 500% sin que se rompa.
  9. Su tejido es elástico, antibacteriano, resistente al olor.
  10. La estar fabricado con diferentes medidas (5), se adapta a cualquier persona.

Otro factor importante que determinó que decantara por FlipBlet fue la alta resistencia que tiene. La marca me dio 4 unidades para testar pero no he usado nada más que uno de ellos y es que es un cinturón que aguanta lo que le quieras echar y capaz de soportar un peso elevado. Incluso he dejado el cinturón prestado a otras personas para que lo probaran y os aseguro que sigue como el primer día.

¿Qué puedes meter en él?

Casi todo lo que quieras. Móvil, llaves, monedas, complementos (guantes, manguitos) y todo aquello que necesites tener a mano como geles, barritas, etcétera.

Incluso podrás llevar un botellín de agua sin apenas notarlo mientras corres.

Lo fabricaron en una amplia gama de colores para hacerlo más atractivo y vistoso y por qué no, para que puedas ir a juego con tu equipación o puedas mantener los colores de tu club.

Su precio habitual es de 29.90 € pero en la web enruta43.es podrás adquirirlo por 12 €

 

REDUCIR LAS POSIBILIDADES DE LESIÓN

Descuidamos nuestros pies y solo nos acordamos de ellos cuando ya es demasiado tarde.

Lo que empieza como un leve dolor, se transformará en poco tiempo en persistente y si continuamos impasivos, seguramente lleguemos a sufrir una lesión.

Hoy en día es común escuchar a muchos corredores quejarse sobre dolores en los pies producidos por las largas horas de entrenamiento. Generalmente suelen llevar razón ya que nuestros pies sufren cuando hacemos esfuerzos elevados pero de lo que no nos percatamos es que si a un día le restamos un par de horas de entrenamiento y 7 horas más que pasamos durmiendo, nos quedan unas 15 horas que nuestros pies estarán trabajando.

A este trabajo diario, hemos de sumarle el añadido de que el calzado que se utiliza no siempre es el apropiado. Las botas de trabajo o los tacones no son los mejores aliados que un pie puede tener, por ello hay que intentar hacérselo más llevadero.

Hace varios años la empresa Australiana G8 Performance lanzó unas nuevas y revolucionarias plantillas, desde entonces son muchos los corredores, ciclistas o deportistas en general que han podido notar sus enormes beneficios, además de aquellas personas que necesitan estar demasiadas horas de pie.

Hemos de tener en cuenta que cuando compramos una zapatilla, la plantilla que venga en su interior será la que utilizaremos durante la vida útil de la zapatilla y, salvo deportistas que utilizan plantilla personalizada, el resto usan la plantilla que la zapatilla traiga de serie.

Imaginaros por un momento si apoyamos la mano en una mesa en una posición en la que la palma no esté en contacto completo con la mesa. Obviamente habrá partes de la mano que reciban presión y otras que queden al aire sin presión alguna. A esto le añadimos la presión de unos 74 kilos de peso (en este caso es mi peso) y, mantendremos esta posición y esta carga de peso sobre nuestra mano durante 15 horas.

¿ Doloroso verdad ? pues esto es lo que nuestros pies aguantan cada día.

Las plantillas G8 Perfonmance “Ignite” nos proporcionan confort puesto que han sido especialmente diseñadas con ese propósito, proporcionar comodidad y soporte superior a las personas que pasan todo el día de pie.

La plantilla Ignite ofrece los siguientes beneficios:

  • Ajuste realmente personalizado: se calienta con un secador de pelo hasta que se vuelva flexible y una vez la plantilla tenga temperatura, se moldea fácilmente con la palma de la mano para ajustarla perfectamente al pie.
  • Mayor comodidad: la plantilla proporciona la cantidad adecuada de flexión en la parte delantera del pie.
  • Soporte superior: al apoyar el tercio anterior del pie alivia las presiones permanentes del día.
  • Lavable en la lavadora: permitiendo lavarla del mismo modo que una zapatilla (sin centrifugar, sin detergentes)
  • Adaptabilidad: se puede calentar varias veces sin afectar la integridad de la construcción.
  • Durabilidad: tendrá una vida útil de entre 9 – 12 meses

Cuál es la diferencia entre las plantillas G8 y otras plantillas?

Pedí a la empresa G8 una respuesta sobre la diferencia que existía entre sus plantillas y otras que hay en el mercado y, aquí su respuesta:

“Creemos firmemente en fomentar la biomecánica natural del pie. 

Un golpe duro y contundente en el talón producirá un dolor que nadie está dispuesto a aguantar y esto nuestro cuerpo lo sabe y lo corrige.

Desafortunadamente, las zapatillas tienden a quitarle a nuestro pie la capacidad natural de moverse y desplazar la fuerza. La amortiguación excesiva que se emplea en determinadas marcas han cambiado con el tiempo la forma en que nos movemos.

Cuando se corre descalzo sobre una superficie dura, es casi imposible golpear el talón debido al dolor asociado y al daño que podría causar. Nuestro modo de andar natural elimina este impacto  y dispersa la fuerza del impacto.

En la actualidad.

La invención de las zapatillas deportivas modernas en la década de 1970 y la amortiguación asociada ha eliminado la necesidad de correr de forma natural. Las zapatillas modernas son cada vez más ajustadas y las palabras de moda son soporte, amortiguación y control de movimiento.

Actualmente, las plantillas comerciales están diseñadas para proporcionar amortiguación y comodidad para ayudar a eliminar el dolor producido por los impactos mientras corremos, tratando de aliviar los síntomas sin abordar el problema subyacente.

Lo que hace que las plantillas G8 sean diferentes

En esencia, la Pro Series G8 estimula la flexión del antepié. Están diseñados para ayudar al pie a crear la sensación de estar descalzo cuando se usa una zapatilla.

Nuestro objetivo es fomentar los movimientos naturales de la parte delantera del pie dentro del calzado con el objetivo de desplazar la fuerza y ​​la energía de manera más uniforme y eficiente.  

Al fomentar el movimiento natural del pie, ayudamos al resto del cuerpo a moverse como debería, reduciendo la posibilidad de lesiones y ayudando a aumentar su rendimiento atlético”.

 

Si en algo estoy totalmente de acuerdo con ellos es en que, ciertas marcas abusan de la amortiguación para crear un falso concepto de una zapatilla cómoda. ¡¡ El mejor colchón para que mi espalda descanse no es el más blando !!

De ahí, mi principal apuesta desde hace muchos años por Mizuno, siempre buscan una horma que permita los movimientos naturales de los humanos al andar o correr.

A continuación os dejo un vídeo donde podréis ver la forma tan sencilla que tiene adaptar la plantilla a cada persona. Recordar que podéis lavarla, perdiendo la plantilla la forma y recuperando su posición natural. Puedes hacerlo tantas veces como quieras.