Rutina sencilla fullbody

Durante estos complicados días hemos podido comprobar la infinidad de entrenadores y rutinas para hacer en casa que nos encontrado.

Los que llevamos años creando y diseñando entrenamientos para terceros, sabemos que los ejercicios sencillos son los más utilizados ya que su ejecución es simple y el que más o el que menos, los ha realizado alguna vez.

También sabemos que todas las rutinas complejas se complementan con ejercicios sencillos; ejercicios de probada eficacia y de resultados notorios.

A continuación os detallo una rutina fullbody “sencilla” apta para todos los públicos y niveles. La dificultad la podremos variar con sencillos aspectos:

  • Cambiando el número de series
  • Cambiando el número de repeticiones
  • Variando los descansos
  • Trabajando en superseries, triseries…
  • Ejecutando ejercicios cardiovasculares entre series

Sigue leyendo “Rutina sencilla fullbody”

Debemos seguir siendo activos.

Todos sabemos que en una casa es complicado seguir una rutina de entrenamiento pero en estos días, más que nunca, debemos seguir siendo lo más activo posibles.
Seguir una rutina diaria será clave necesaria para que nuestra cabeza funcione a la perfección.
No hemos estado nunca en una situación de confinamiento como la que estamos viviendo ahora y no tenemos la cabeza preparada para ello.

Sigue leyendo “Debemos seguir siendo activos.”

USA LA ELÍPTICA DE UNA FORMA SEGURA

Para unos está considerada como uno de los mejores aparatos cardiovasculares que existen pero, ¿es esto real?

Pienso sinceramente que no se puede catalogar un aparato como el mejor ya que cada uno tiene una función definida. Además, cada tipo de aparato se adaptará mejor a unas personas u otras.

Por lo tanto, podemos decir que la elíptica es única y que su ejecución puede beneficiarnos mucho pero hemos de tener unos aspectos concretos cuando la usemos ya que no siempre nos puede beneficiar.

Se tiende a comparar la elíptica con la cinta de correr, tratando de buscar un ganador entre ambos aparatos.

Ambos salen ganando ya que son excelentes como trabajo cardiovascular, quemando un número muy similar de calorías siempre que empleemos una intensidad moderada pero hemos de tener en cuenta que NADA imita una zancada.

El ser humano está diseñado para andar en postura bípeda e incluso para cubrir grandes distancias pero siempre respetando su postura natural.

La elíptica lleva muchos años dentro de los gimnasios y hogares. Se puso de moda al ser un aparato que “simulaba” el paso pero no producía impacto. Para aquellos que les gusta hacer cardio es un aliado perfecto ya que al no tener impacto, muchos de los problemas o lesiones eran eliminados.

Pero no es el aparato perfecto para todo el público.

Personas con dolencia en la zona lumbar no deberían abusar de ella. No es un aparato que produzca daño, siempre que realicemos un trabajo adecuado con ella.

Como decía al principio, nada iguala el paso natural de los humanos por ello hemos de elegir una elíptica que iguale lo máximo este.

Salter dispone de varias elípticas que serán perfectas para hacer un buen trabajo cardiovascular, a la vez que seguro para nuestro cuerpo.

 

Hemos de tener en cuenta varios aspectos antes de subirnos a ella:

1 – Dolor de espalda baja. La elíptica produce un movimiento combinado con los brazos, simulando al que haremos en carrera continua (mano derecha/pie izquierdo – pie derecho/mano izquierda), esto produce un movimiento diferente para cada persona que se ve marcado por la altura. Puede llegar a crear dolor en la zona lumbar por este movimiento, más aún cuando aumentamos la potencia de la elíptica. Por ello hemos de utilizar un aparato que nos permita posicionar las manos a la altura correcta con el fin de tener la mejor postura.

Sería bueno durante el entrenamiento, poder situar las manos en una posición central, evitando los movimientos cruzados.

 

2 – Paso natural. La mayoría de las elípticas del mercado los pies se sitúan sobre una superficie demasiado pequeña, evitando mover los pies. Esto, lejos de ser bueno para nuestro cuerpo, ocasiona problemas. En la carrera continua, los pies se cruzan y se encuentran los pies y en un momento concreto del paso estarán en vuelo los dos.

Por ello, poder mover o desplazar los pies sobre la plataforma será la mejor manera de imitar el paso. Para lograrlo necesitaremos que la superficie sea lo suficientemente grande para lograrlo.

Para mejorar aún más el paso, la elíptica tiene que poder otorgar un movimiento con diferentes alturas, creando de este modo movimiento orbital sobre el eje de la elíptica.

 

3 – Velocidad adaptada. Si al movimiento cruzado mano/pie le añadimos mucha velocidad, ocasionaremos dolor en la zona baja de la espalda e incluso en los discos intervertebrales al producir un movimiento incontrolado.

Tenemos que usar una elíptica que cree una resistencia constante cuando incrementamos o reducimos la velocidad.

No sería conveniente hacer entrenamientos tipo “hit” en la elíptica.

 

4 – Entrenamiento cruzado. Sin duda esto será lo más acertado, emplear diferente aparatos para trabajar de un modo más seguro. Por ejemplo, usaremos la cinta de correr en combinación con la elíptica. Con ello conseguiremos un trabajo real por parte de la cinta y sin impacto con la elíptica.

La premisa del deporte siempre ha sido la salud. Para lograrlo trataremos de elegir el aparato que mejor se adapte a nuestras necesidades. No siempre lo mejor para mi, será lo mejor para otro.