Y DE POSTRE, FLAN

Lo reconozco, soy un goloso.

 

Eliminar de mi dieta los dulces es sin lugar a dudas la parte que más me cuesta, necesito engañar a mi cabeza con algo de chocolate de un porcentaje elevado.

Esa necesidad de dulce es algo que muchos lo pueden llevar bien pero yo no lo consigo al 100% ya que después de la comida y sobre todo de la cena, siempre me apetece un postre.Es cierto que soy disciplinado y digo no al postre pero me muero por un flan, un arroz con leche o una tarta de manzana.

Sigue leyendo “Y DE POSTRE, FLAN”