SUPLEMENTOS NECESARIOS PARA UN CORREDOR

Hace algún tiempo era habitual que el el entrenamiento pasase factura física y se solían aprovechar los meses estivales para descansar y dejar que el cuerpo se relajase de las rutinas, de los entrenamientos y las sobrecargas que estos conllevan pero todo aquello quedó anclado en el pasado.

Pocos son los que paran y descansan en verano, incluso en estos meses se entrena mucho más al poder disponer de más tiempo para ello, en el verano se pone toda la carne en el asador.

Pero hay que recordar que nuestro cuerpo, pese a lo que muchos puedan pensar, “no es una máquina” tan solo es un conjunto de huesos, músculos, nervios y más, capaz de desarrollar movimiento y millones de acciones más pero el cuerpo necesita “cuidados y mantenimiento”

Sigue leyendo “SUPLEMENTOS NECESARIOS PARA UN CORREDOR”

Anuncios

ÁCIDO HIALURÓNICO

Presente en multitud de firmas y utilizado para rejuvenecer el aspecto, este polisacárido se ha convertido en el aliado perfecto para combatir el envejecimiento pero ¿conoces el esto de beneficios que aporta?

 

No es algo nuevo. En 1934 un farmacéutico alemán consiguió aislar esta sustancia viscosa de los ojos de las vacas. Sustancia hasta entonces desconocida que ayudaba al ojo a conservar su forma.

Se utilizó por primera vez con fines comerciales en 1942, cuando un científico, siguiendo los patrones del farmacéutico alemán, pudo extraerlo de las crestas de los gallos.  Hoy día, continúa siendo una de las fuentes de ácido hialurónico más provechosas.

Este ácido es un polisacárido presente en el cuerpo humano, y destaca su concentración en las articulaciones, los cartílagos y la piel.

a_hialuronico

Un hombre de tamaño y peso medio tiene una cantidad total de 15 gramos de ácido hialurónico en su cuerpo, y un tercio de éste se degrada y sintetiza cada día.

Con la edad, perdemos este ácido, es por ello que tenemos que consumirlo .

Hoy en día, y una vez demostrado su eficacia para la salud, se emplea con infinidad de propósitos.

  • Cosmético / estético.

Es el sector con mayor demanda ya que este ácido tiene la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por ello que se emplea como hidratante de la piel puesto que aporta una mejor forma.

Además de ser un estupendo anti arrugas, se usa como relleno (no invasivo) para la piel.

Médico / terapéutico.

Empleado generalmente como material de relleno en cirugía y odontología estética utilizándose en implantes y rellenos, como cicatrizante.

  • Deportivo / atletas.

Según un experto canadiense, el efecto del ácido hialurónico en las articulaciones puede acelerar la recuperación después de un esguince de tobillo.

A esta conclusión se llegó mediante un estudio realizado a 158 atletas con esguince de tobillo. Un grupo de atletas recibió ácido hialurónico mediante inyecciones y otro grupo, un placebo. Fueron tratados mediante inmovilización o escayola de yeso según fuese necesario. Sus cuidados duraron 90 días.

El 90% de los atletas que recibió ácido hialurónico pudieron entrenar a los ocho días. El ácido hialurónico formaría un tipo de cicatriz en los ligamentos del tobillo lesionado. Realmente funciona, por lo tanto está indicado en lesiones deportivas, además de belleza.

 

Por consiguiente, y al ser un producto altamente comercializado y vendido, los precios se disparan. Podemos encontrar la “típica etiqueta” que nos diga que es 100% ácido hialurónico y con ello elevar el precio hasta donde la marca crea conveniente.

A esto tenemos que sumarle que grandes compañías incrementan los precios al realizar campañas de marketing.

Esta campañas son caras y una parte del valor del producto va destinada a cubrir ese gasto. Tenemos que evitar esas “firmas” que inflan los precios.

Los Laboratorios Nutrytec comercializan este ácido en su gama de salud articular Artitec en formato cápsula. El modo de empleo sería de 3 cápsulas repartidas durante el día.

Mi recomendación como suplemento deportivo es consumirlo durante lesiones deportivas. Generalmente, los deportistas nos lesionamos varias veces al año (cosas del deporte), por lo que no está de más tener varios botes en casa.

EL SER HUMANO TRATA DE AUTODESTRUIRSE

Ser un inconsciente está de moda.

 

El ser humano fue diseñado y creado para poder cubrir grandes distancias pero eso no significa que podamos hacerlo casi a diario. Nuestra anatomía y morfología nos permite correr, incluso correr rápido pero es algo lógico pensar que andar es mucho menos lesivo que correr ya que los impactos se ven reducidos.

Y de eso es de lo que hoy quiero hablar, de lesiones.

Las lesiones actuales que se conocen y que un médico especialista es capaz de diagnosticar son muchas pero se tienen reflejas, reconocidas y por ello se pueden, en la mayoría de los casos, tratar.

Bajo mi opinión como deportista con con más de 24 años de actividad deportiva alta y 35 años desde que me puse mi primer kimono de judo, creo que estamos ante la aparición de nuevas  patologías.

Una lesión como la Artrosis es algo sencillo de evaluar. Es una enfermedad crónica que puede ser inflamatoria producida por el progresivo desgaste del cartílago y las articulaciones.

Los corredores estamos destinados a sufrirla en mayor medida ya que provocamos dicho desgaste y tendremos suerte si nos salvamos de ella.

Este tipo de enfermedad hace que las articulaciones afectadas causen dolor, pierdan movilidad e incluso lleguen a deformarse.

A lo que me refería cucando digo que estamos ante nuevas enfermedades o patologías, me refiero a que este tipo de enfermedad, la Artrosis, suelen ser diagnosticadas en un rango de edad superior a los 55/60 años, con el añadido de que en las mujeres se suele presentar antes, al rededor de los 45 años pueden empezar a notar sus síntomas pero, estamos cambiando esas cifras.

Con esta enfermedad la superficie del cartílago se rompe y se desgasta, por lo que provoca que los huesos se muevan generando fricción entre ellos y con ello, dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación.

Con el tiempo además, pueden desprenderse trozos de hueso y de cartílago y flotar dentro del espacio de la articulación, lo que generará más dolor.

Pero aún así y pese a la gravedad de una enfermedad común como esta, existe tratamientos, generalmente farmacológicos.

Si a una enfermedad que podamos denominar “enfermedad por edad” resulta que duplicamos o triplicamos el desgaste de nuestras articulaciones a proposito, ¿qué sucedería?

Que estaríamos ante una enfermedad nueva ya que no se suele representar en personas de edad temprana, estamos ante una Artrosis prematura.

Como decía, ser un inconsciente está de moda.

Hace algún tiempo, gente que sabe de lo que habla, gente que merece la pena escuchar y de los que es muy bueno aprender, decía y habían demostrado que es bueno ni sano hacer más de 2, 3 o como mucho 4 maratones en un año.

Estamos hablando de unos 170 kilómetros de competición al año. A esto obviamente hay que sumar un número muy alto de kilómetros que se realizan a diario durante los entrenamientos y alguna carrera de menor distancia que se haga como test.

Por lo que nos estaremos moviendo en cifras que rondan los 1.500 y los 2.200 kilómetros al año.

Analicemos entonces lo que sucede en la actualidad y es que como muchos dicen actualmente, “40 kilometros no es nada”.

Hoy parece que no “estás a la moda” si no haces una ultra detrás de otro. A esto hay que añadir que si al terminar una carrera de larga distancia el día siguiente estás demostrando a tus “fieles seguidores” de RRSS que eres capaz de correr a ritmos muy vivos una alta cantidad de kilómetros, no serás nadie.

Para no hablar de nadie en concreto, me usaré como mal ejemplo:

El año pasado acumulé una cifra superior a los 2.800 kilómetros y realicé más de 12 carreras. Digo mal ejemplo ya que es una verdadera locura.

Lo que la gente de RRSS puede que no sepa es, que mis rodillas y mis tobillos sufren dolores y molestias a diario. Necesito ir al frisio una vez al mes (al menos) y lejos de mejorar, lo que estoy consiguiendo es ir cada vez a menos y es que no creo que haga falta ser “muy inteligente” para saber que todo tiene un límite.

Repito, soy un mal ejemplo pero por otro lado, una parte importante de mi economía depende de ello, por lo que puede que esté algo justificado.

Pero afortunadamente me funciona bien la cabeza y me considero una persona cuerda. Por ello mis kilómetros cada vez son menos y me cuido mucho, descansando, espaciando los entrenamientos, disminuyendo las carreras y alimentándome de una manera eficiente y sana además de acompañarlo con una suplementación que ayuda a mi salud articular.

El ser humano tiende a su propia autodestrucción; el ser humano poco inteligente, claro.

No te preocupes por lo que piensen un número de personas a las que no conoces, tampoco tiene sentido contentar a esos que llaman “crack” a aquel que sale a correr, yo no me preocuparía mucho por sus opiniones.

Tu salud es solo tuya, claro que hay momentos en los que todos, yo el primero, nos hemos vuelto algo locos y hemos querido hacernos daño de una manera física para enmascarar un dolor mayor pero tenemos que tratar de que sea solo eso, un tiempo.

Recuerda que correr puede que sea una moda o que sea un estilo de vida pero intenta que ese estilo dure muchos años y esto no sucederá si sigues haciendo esas locuras que solo los locos entienden.

No seas ese chico pesado que no para de hablar de carreras y de kilómetros en las cenas familiares o con los amigos ya que todos somos capaces de correr y no por eso somos especiales.