La Berenjena

Son muchos los usos que tiene la Berenjena para las terapias naturales. Se le atribuyen efectos antiinflamatorios, analgesicos e incluso afrodisiacos. También se utiliza en medicina natural para curar quemaduras solares, tratar y aliviar enfermedades reumáticas.

Sigue leyendo “La Berenjena”

Anuncios

Azúcar, ¿amigo o enemigo del deportista?

Desde hace varios años se ha creado una cruzada contra el Azúcar.  Son muchos los estudios que demuestran sus graves consecuencias para el ser humano si este se consume en cantidades elevadas y, esto es hoy en día algo demasiado frecuente entre la población. Si bien es cierto que el azúcar no afecta a todos por igual, deberíamos conocer por qué afecta de manera diferente y cuales los los motivos de ello. Si es tan inapropiado el consumo de azúcar para un deportista o si debemos evitar por completo su consumo como algunos quieren hacernos creer.

Paloma Quintana Ocaña Dietista Nutricionista” de Club Mizuno lo describe de manera perfecta y sencilla de entender. No utilizo nunca artículos de otras personas pero este artículo, merece la pena leer tal cual está. Me parece un estupendo artículo.

Cada vez estamos más concienciados de que para llevar una alimentación más saludable, en consonancia con unos buenos hábitos de estilo de vida que incluya ejercicio físico, evitar el azúcar en nuestra dieta es uno de los puntos que marcan la diferencia.

En este sentido, en la actualidad se tiene evidencia de que el azúcar agrava casi todas las patologías y de que está más presente de lo que pensábamos en nuestro día a día (reconócelo, también te has vuelto loco leyendo etiquetas y dándote cuenta, frustrado, de que casi todo lo que consumes contiene azúcar añadido). En esa última palabra nos detenemos, pues es ese «azúcar añadido» el que acarrea perjuicios en nuestra salud y poco o ningún beneficio.

Cuando hablamos de azúcar añadido nos referimos a aquel que procede de refinar la matriz original. Por ejemplo el azúcar blanco de mesa, obtenido de la caña de azúcar pero igualmente perjudicial que un sirope o azúcar de coco. Es lo mismo, pero obtenido de otro material inicial.

En realidad, cuando en nutrición hablamos de azúcares es sinónimo de hidratos de carbono. La cuestión es, por tanto, que esos azúcares o hidratos de carbono no son todos iguales, ya que la estructura química difiere (longitud y estructura de la molécula) y, lo que más nos importa en dietética, el alimento que contenga ese hidrato de carbono va a hacer que el comportamiento en el cuerpo también sea diferente.

Así, la sacarosa del sobre que te ponen con el café (el azúcar blanco de mesa es sacarosa en su totalidad) no se comporta igual en tu organismo que la contenida en una manzana, ni ese tipo de azúcar es igual a la lactosa (azúcar de la leche) cuando la tomas en un vaso de leche entera, ni al almidón (un azúcar más complejo) contenido en el arroz.

Consumo adecuado de azúcar en deportistas

Una vez aclarado esto, nos podemos centrar en cómo afecta el consumo de azúcar a los deportistas. Cuando una persona sana realiza ejercicio físico con frecuencia a lo largo de su vida, la metabolización, el uso que hará de esos azúcares vengan de donde vengan, no será igual que la de individuos muy sedentarios. Menos aún si ya presenta alguna patología diagnosticada, poca masa muscular y/o un exceso de grasa corporal y de circunferencia de cintura.

Casi en cualquier disciplina deportiva el consumo de hidratos de carbono está relacionado con el buen desempeño y el aumento del rendimiento del deportista, siendo los azúcares simples un recurso empleado como «energía rápida» en una prueba, un entrenamiento intenso o un período en el que se buscan mejorar marcas.

Por tanto, parece poco lógico evitar ingerir porcentajes de unos gramos de azúcar añadido en un producto y luego tomarlos en cazos en un suplemento recuperador. Lo ideal es que la mayoría o totalidad de los azúcares/hidratos de carbono de la dieta de una persona que realiza ejercicio físico provenga de alimentos poco procesados. Es decir, de las frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos, lácteos naturales, semillas y tubérculos.

Pero, cuando hablamos de rendimiento deportivo, en ocasiones en necesario usar recursos que proporcionen azúcares en una matriz «más sencilla y rápida» como tomar un zumo en lugar de una pieza de fruta entera (a pesar de la demonización que ha sufrido este primero en pro de la fruta entera, un mensaje estupendo para la población general que no practica ejercicio, pero no para el que sí lo hace).

En una persona entrenada, cuyo aprovechamiento y uso de estos azúcares es totalmente diferente al de el individuo común (sedentario y con exceso de grasa e inflamación), el azúcar es más amigo que enemigo en muchas situaciones. Contextualiza.

Paloma Quintana Ocaña

Dietista Nutricionista

Colegiada nº:  CV 00791

Twitter: @NutricionconQ

Instagram: @nutricionconq

http://www.clubmizuno.es/azucar-amigo-enemigo-deportista/

Probióticos y DEPORTE

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que ejercen efectos beneficiosos sobre la salud y que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cuando se toman en la cantidad adecuada ejercen  efectos beneficiosos sobre la salud que van más allá de la nutrición básica, como facilitar la digestión y la absorción de nutrientes, y fortalecer el sistema inmunológico.

La importancia de tu sistema digestivo

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de complementos probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.

Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo.

¿Por qué probióticos para los deportistas?

Nuestro tracto intestinal es multifuncional, se trata de nuestra barrera más importante contra los agentes externos. Ayuda a la asimilación de nutrientes y es el órgano con más funciones inmunológicas (el 80% del sistema inmunitario se encuentra en el intestino) y endocrinas (60% de la síntesis de hormonas).

Como deportista el uso de probióticos se traduce en un mayor rendimiento, menor tiempo de recuperación, disminución de molestias gastrointestinales o inflamatorias y disminución de infecciones respiratorias. En definitiva: Incorporando probióticos a tu práctica deportiva habitual, conseguirás entrenar más, mejor y con mejores resultados.

 

¿Cómo ayudan los probióticos?

 

DISMINUYEN LAS INFECCIONES DEL TRACTO RESPIRATORIO

Ayudan a disminuir las infecciones del tracto respiratorio, acortando su duración y severidad.

 

MEJORAN LA FUNCIÓN INMUNE

Actúan como barrera física contra bacterias nocivas. Estimulan proteínas anti-inflamatorias. Incrementan el número y actividad de células que luchan contra las infecciones. Aumentan la secreción de inmunoglobinas.

 

AYUDAN A LA RECUPERACIÓN DESPUÉS DEL EJERCICIO

Mejoran la conversión de nitratos de la dieta a óxido nitroso (que actúa como vaso dilatador).

 

DISMINUYEN EL RIESGO DE MOLESTIAS GASTROINTESTINALES

Ayudan al deportista a evitar las molestias intestinales, como diarreas o problemas de malabsorción o intolerancia gastrointestinal. Actúan equilibrando la microbiota y normalizando la función intestinal.

 

PRODUCEN VITAMINAS Y MEJORAN LA DIGESTIÓN

Sintetizan algunas vitaminas del grupo B y la vitamina K. Incrementan la absorción del calcio, hierro y vitamina D. Mejoran la biodisponibilidad de compuestos bioactivos ingeridos en la dieta.

 

REDUCEN LOS RADICALES LIBRES

Los probióticos pueden producir antioxidantes que contribuyen a la protección de las células frentea los radicales libres liberados tras ejercicio físico intenso.

 

MANTIENEN NIVELES ÓPTIMOS DE GLUCOSA

La microbiota intestinal durante el proceso digestivo produce ácidos grasos de cadena corta que sirven como fuente de energía en ejercicios de alta intensidad.